viernes, 11 de junio de 2010

Flan de huevo



Tod@s tenemos recuerdos de los postres, o dulces, que nos gustaban  cuando eramos niñ@s. No se me olvidará nunca como muchas tardes, al salir del cole, mis amigas una de mis hermanas y yo pasábamos por delante de la mejor pastelería del pueblo y nos quedamos paradas delante del escaparate. Los búlgaros, con su cobertura de chocolate negro nos atraían como las moscas a la miel.

Cuando pienso en los dorados cruasanes perfectamente alineados en su bandeja, y las ensaimadas cubiertas con un inmaculado azúcar glass por encima, rellenas de cabello de ángel, aun puedo percibir desde lo más recóndito de mi memoria el aroma inconfundible del horneado de la buena bollería. Y es que todas las pastelerías tenían un obrador con un maestro pastelero en la trastienda, y eso repercutía directamente en la calidad del producto y en su manufactura.

El chocolate a la taza con "melindros", (con sus dos buenas cucharadas de nata), el brazo de gitano de crema catalana quemado por encima, el Roscón de Reyes, los "pastissets" de boniato, los panellets, y las copas de helado coronadas con nata, caramelo líquido, y frutos secos, eran postres frecuentes en las sobremesas de domingo, meriendas, festividades señaladas, o reuniones familiares.

El flan casero con huevos frescos me gustaba especialmente, el cual solía preparar mi abuela más que mi madre. Recuerdo que hacía con el un postre que se llamaba "pijama". Consistía en añadirle al flan dos trozos de melocotón en almíbar, y una porción de helado de vainilla, chocolate, o fresa. Y en algunas ocasiones también una rodaja de piña en almíbar.

Hoy quiero compartir con vosotros esta dulce delicia.

Ingredientes para el flan (10/12 flanes)
750 ml de leche entera
6 huevos XL
10 cucharadas de azúcar
Esencia de vainilla

Para el caramelo
150 g de azúcar


EMPECEMOS POR EL CARAMELO PORQUE ES LO PRIMERO QUE HAY QUE PONER EN EL FONDO DE LA FLANERA.-

Si os apetece también podéis utilizar caramelo envasado y comercializado de venta en cualquier supermercado, pero nunca está demás saber como se hace el casero.

Hay dos versiones, una en la que se le añade agua al azúcar, y otra en la que se utiliza el azúcar como único ingrediente. Pero en éste caso es imprescindible que se haga el caramelo en un recipiente refractario de fondo grueso. Personalmente me inclino por éste último método porque de ese modo el azúcar no cristaliza tanto.

Para hacerlo utilizar una cazuela amplia (o una sartén antiadherente). Poner a calentar junto con el azúcar a fuego fuerte. Hay que llevarla a ebullición lentamente, sin prisas, zinzagueando el recipiente todas las veces que haga falta, hasta que veáis que el azúcar se ha derretido completamente y ha adquirido un bonito color dorado. Tener cuidado de que no se os queme porque amargará. Tampoco remováis con ningún utensilio porque corréis el riesgo de que se os pegue, o se formen hilos.

Y no hay más secreto que ese.

Os pongo un enlace que creo que os puede ser de mucha utilidad:
 http://www.youtube.com/watch?v=XL4z1EboZtc

A continuación echar el caramelo inmediatamente dentro de la flanera, o flaneras individuales. Extender bien por el fondo y los laterales inferiores del molde, y reservar.

Cuando vertáis el batido de huevos y leche en los moldes el caramelo se habrá endurecido, pero no os preocupéis por ello porque con la acción del baño maría se ablandará de nuevo e impregnará el flan de sabor.

Si por accidente se endureciera dentro del recipiente donde lo habéis preparado un truco para recuperarlo es agregar una cucharada de agua, y volver a llevar la mezcla a ebullición suave removiendo sin parar con una cuchara. Parar de remover cuando el agua se haya evaporado o como os digo arriba se formaran hilos


Y ahora vamos con el flan:

batir el azúcar y los huevos enteros hasta que la mezcla blanqueé. Añadir poco a poco la leche natural aromatizada con unas gotas de esencia de vainilla. (Probar para comprobar la cantidad que más os guste). Mezclar bien con unas varillas.

Otra opción es hervir la leche con un palo de canela y una cáscara de limón a la que habremos quitado toda la parte blanca. A continuación colar y dejar enfriar. Estará lista y aromatizada para mezclar con los huevos y el azúcar.


Echar el batido de huevos y leche en una flanera grande, o flaneras individuales (con el caramelo en el fondo) y cocer en el horno, al baño maría, a una temperatura de 200º. Si utilizáis moldes individuales necesitaran 20/30 minutos de cocción.Y hasta 50/60 minutos, si elegís hacerlo en una grande. (De 20 cm. de diámetro aprox.).

Es preferible que las flaneras tengan las paredes lisas, puesto que son más fáciles de desmoldar.

La oscilación de tiempo que os indico viene derivada del tipo de horno que utilicéis. Están atentas a la potencia del mismo para otra ocasión.

¿Cómo cocemos al baño maría?

Tapamos los moldes individuales con papel de aluminio, o con su tapa si hemos elegido la flanera clásica individual. Poner agua a punto de ebullición en una bandeja honda lo suficientemente amplia para que quepan los moldes. El agua debe llegar hasta justo la altura de la mezcla batida. A continuación introducir la bandeja en el horno pre calentado.

También podéis hacer el flan, en flanera individual con tapa, al baño maría dentro de una olla puesta a hervir al fuego de butano, o vitrocerámica. Tened la precaución de que el agua quede dos dedos por debajo de la tapa, porque al hervir ésta puede entrar en la flanera y estropearlo. El tiempo de cocción es aproximadamente el mismo que en el horno a fuego mínimo.

Finalizado el tiempo de cocción, destapar la flanera, o flaneras individuales y comprobar pinchando en el centro de ésta, si el flan ya está cuajado y firme al tacto.

Sacar del horno y dejar atemperar un poco. Guardar en la nevera hasta el momento de servir.





Para desmoldar, pasar un cuchillo redondo alrededor del flan con mucho cuidado. Tapar con un plato y a continuación voltear sin vacilar.

Es preferible comerlo cuando esté totalmente frío.

Nota: Todas las recetas de cocina tienen varias versiones, y los postres tan simples como éste no iban a ser menos. Hay personas que les gusta, y además relacionan, los poros o burbujas que salen en los flanes como símbolo de autenticidad. O sea que está hecho con los productos básicos como son la leche, huevos, y azúcar, sin espesantes de ningún tipo.

Otras creen que esas burbujas aparecen cuando está está mal cocido, y que el flan debe presentar un aspecto liso y compacto, aún sin añadir espesantes.

Si queréis conseguir ese último aspecto, siguiendo a la vez las mismas directrices de autenticidad, solo tenéis que bajar la temperatura del horno a 150º y dejar que se cueza durante más tiempo.


Otros postres.

Clicando encima de las imagenes podéis ver un pudín de melocotón en almíbar con caramelo aromatizada con zumo de naranja




Y unas manzanas caramelizadas...



7 comentarios:

  1. Hola!
    Gracias por visitarme y por dejar un comentario, me alegro de que te gustara el clafoutis que preparé. Ahora yo voy a cotillear un poco tu blog, con tu permiso :)

    Muy rico este sorbete, sobre todo refrescante y lleno de vitaminas :D Me gusta la idea de combinar tanta fruta.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. j'adore les sorbets au citron surtout pour les jours très ensoleillés
    bonne journée

    ResponderEliminar
  3. Merçi Fimère, J'ai une combinaison gagnante de fruits et de crème glacée rafraîchissante et digestive. Nous vous voir bientôt

    ResponderEliminar
  4. Akane!! Me gusta mucho utilizar las frutas, incluso en cocina, por eso me fijé en tu tarta jajaja... Cuando la haga te aviso y si ves que no está bien, ya sabes... se dice eh? que aqui se admiten criticas. Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. Hola wapa gracias por la visita vuelve siempre que quieras yo tambien vendre a visitarte ahora me voy a dar una vuelta por tu cocina ,la ensalada cesar me encanta y la tarta de manzana ummmm seguro estaba divina.
    El sorbete de limon se ve de lujo a ver si doy pillado el lunes la heladera en el Lidl no hay como los helados exos en casa y acompañados de fruta un postre o merienda muy completito.
    Bicos mil y feli finde wapa.

    ResponderEliminar
  6. Hola Nenalinda! las ensaladas y las frutas dan mucho juego ya sabes que en verano ambas se pueden mezclar. La máquina de hacer helado ayuda mucho también; con cuatro fresas y leche, por ejemplo, se pueden hacer maravillas, y qué me dices del sorbete de limón con cava? jajaja Nos vemos. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. GVGarci, gracias por seguirme; no consigo entrar en tu Blog... Saludos!!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.