domingo, 16 de mayo de 2010

Arroz con leche






El arroz con leche es un dulce tradicional asturiano del cual, al parecer, existen muchas versiones y todas riquísimas. He optado por elegir una que lleva los ingredientes básicos, pero sobre todo he podido comprobar que al día siguiente de haberlo elaborado seguía manteniendo toda su cremosidad, sin apelotonarse, que es, en definitiva, lo que yo buscaba...

Estas cantidades son para 6/8 personas

2 litros de leche 
100 g de arroz 
8 cucharadas de azúcar 
La piel de un limón (sin la parte blanca)
1 rama de canela
Canela en polvo

Poner a hervir la leche junto con la piel del limón, la rama de canela, y el azúcar. En algunas recetas el azúcar lo añaden al final, deduzco que es para que al reducir la leche no quede demasiado dulce, pero en este caso considero que la cantidad de azúcar queda muy equilibrada.

 Remover para que se disuelva el azúcar a medida que se va calentando la leche. Dejar infusionar unos minutos y colar.

Poner de nuevo la leche en el fuego. Cuando empiece a hervir echar el arroz, remover, y esperar a que hierva de nuevo.

Cocer a fuego muy lento, removiendo sin parar, hasta que el arroz esté totalmente cocido y veáis que la mezcla haya espesado (unos 50/60 minutos)

Es necesario remover constantemente porque a medida que se espesa se os puede pegar al fondo.

Echar la mezcla en una bandeja, o boles individuales. Dejar enfriar y condimentar con canela en polvo antes de servir.

Otra versión interesante

Buscando entre las recetas asturianas de arroz con leche me llamo especialmente la atención una del libro de cocina tradicional de Asturias escrito por el ovetense (carbayon) José Luis Fernández, la cual os transcribo literalmente.

Ingredientes 

1/4 Kg. de arroz
1/4 litro de agua
1 cáscara de limón
2 palos de canela
Sal
Leche
Azúcar

Comenzaremos poniendo en un cazo agua y leche en la misma proporción, a la que añadiremos la cáscara de limón, los palos de canela, un poco de sal y el arroz. Juntos los ingredientes, pondremos el cazo al fuego y lo dejaremos cocer removiendo continuamente con una cuchara de madera.

Según se va haciendo el arroz, iremos agregando leche fría y siempre removiéndolo cada vez con más frecuencia para impedir que el arroz se nos pegue al fondo. Esta operación puede llevarnos del orden de las dos horas.

Una vez cocido y sin apartarlo del fuego, le añadiremos el azúcar, y lo dejaremos así unos segundos. Terminada esta operación, lo retiramos y lo ponemos en una fuente.

Podemos finalizar bien espolvoreando con canela molida o bien añadiéndole azúcar por encima, procediendo a quemar con un hierro caliente.


Como podéis comprobar es una receta muy distinta de las que se pueden encontrar publicadas actualmente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.