martes, 25 de mayo de 2010

Clafoutis



De color rojo y dulce, la cereza es toda una tentación cuando se quiere elaborar una tarta casera.Y yo no me he podido resistir al ver las primeras de la temporada.


El clafoutis es de origen francés y siempre es de cerezas por lo tanto no es necesario repetir el nombre de la fruta de relleno cuando pidáis un trozo. No obstante se puede hacer tarta de ciruela, melocotón, albaricoque, o uva con la misma base. Así que animaros porque está muy rica.


Ingredientes

400 g de cerezas 
100 g de azúcar glass + 25 g para adornar
4 huevos a temperatura ambiente
100 g de harina de repostería
50 ml de leche entera
200 ml de nata 35% de grasa
50 g de mantequilla
1 sobre de azúcar avainillado (vienen individuales)


Hay que empezar por elegir bien la fruta. Esta debe ser muy fresca de carne prieta y dulce.

Lavar las cerezas, secar bien, y retirar el rabito. 

Ahora os preguntaréis ¿Y qué pasa con el hueso?.

He probado la tarta con hueso y tengo que deciros que está muchísimo más sabrosa, por lo tanto esta vez no lo he retirado. No obstante si os molesta, o tenéis niños, se puede quitar con un cuchillo afilado, cortando la cereza por la mitad como se ha hecho toda la vida. También hay en el mercado unas maquinitas en las que se introduce la cereza y dándole a una palanca sale el hueso disparado. Pero si no os queréis complicar la vida, va muy bien usar la funda transparente de un boli  (sin la tinta). Lo laváis y secáis bien, y cogiendo la cereza entre los dos dedos empujad por el extremo donde no estaba insertado el rabito. Veréis como sale el hueso sin problemas.

Vamos a empezar a elaborar nuestro clafoutis, mezclando la harina con el azúcar glass. 

Añadir la nata, la leche, y la mantequilla en pomada, mezclando cada vez para que los ingredientes se vayan integrando.

En otro bol a parte batir los huevos junto con el sobre de azúcar avainillado.

Verter los huevos en la mezcla de harina y batir bien para que quede bien fina y sin grumos.

Precalentar el horno a 180º arriba y abajo.

Colocar las cerezas en el fondo de un molde. Yo uso uno de cerámica de esa forma no es necesario desmoldarlo. A continuación verted con cuidado la masa.

No es aconsejable utilizar moldes desmoldables en masas tan líquidas, si queréis servir esta tarta en un plato, o bandeja, distinta tenéis que cortar unas tiras largas de papel vegetal y colocarlas en la base, luego distribuir las cerezas sobre el papel y a continuación la masa... De ese modo cuando el clafoutis esté cocido, y frío, solo tendréis que tirar hacia arriba de las tiras de papel y el clafoutis saldrá del molde sin dificultades.

Colocar en la parte media del horno. Tapar con un papel de cocina los primeros 15 minutos de cocción.



Transcurrido ese tiempo, destapar el molde y apagar el calor de arriba. Cocinar durante 30/35 minutos más vigilando al ir finalizando el tiempo para que no se queme. Si veis que se dora mucho por arriba, cubrid de nuevo con el papel.

Recordar pinchar en el centro antes de retirar la tarta del horno. Si la aguja sale limpia es que ya está en su punto.

Dejar reposar fuera de la nevera. Se puede comer templada o fría.

Antes de servir, y cuando la tarta haya enfriado, espolvorear con un poco de azúcar glass por encima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.