domingo, 1 de noviembre de 2015

Manzanas caramelizadas



Es bella y dulce. Dueña y protagonista de tartas y compotas e imprescindible en muchas mermeladas. Vuelve cada otoño, justo cuando la naturaleza se nos presenta en toda su gama de colores. Actúa de invitada en algún cuento, y resulta apetecible a todas horas. Envuelta en una suave capa de caramelo resulta toda una tentación y además tiene un nombre precioso.

  



La manzana caramelizada (candy apple) suelen venderla en las ferias de pueblo, por lo cual es archiconocida. No debemos confundirla con la manzana dulce (caramel apple). Las dos preparaciones son dulces, como es evidente, pero la primera (de origen norteamericano), va recubierta con una capa fina de caramelo crujiente teñido de rojo, mientras que la segunda se recubre de un caramelo más cremoso, similar al toffee, Por lo general se adorna con crujientes de frutos secos, chocolate, etc.. Estas última son originales de Reino Unido, Irlanda, Canada y también de EEUU. Se preparan principalmente la víspera de Todos los Santos.


Ingredientes para 6 manzanas mini variedad Red Love

6 manzanas dulces
200 g de azúcar blanca
50 g de glucosa
El zumo de 1/2 limón
50 ml de agua mineral
Colorante rojo o Jarabe de grosella


Para 4 manzanas Golden o Reineta grandes

4 manzanas
400 g de azúcar blanca
100 g de glucosa
El zumo de 1 limón
100 ml de agua mineral
Colorante rojo o Jarabe de Grosella


- Lavar y secar bien las manzanas. Quitar el rabito. Pinchar el palo para brocheta por el lado del rabito hasta más o menos la mitad.  

- Guardar en la nevera hasta su utilización. Cuanto más frías estén mejor.

- Poner una bandeja plana en el congelador. Necesitaremos una base muy fría para apoyar las manzanas una vez caramelizadas.

- Introducir todos los ingredientes en un cazo hondo en el siguiente orden: Azúcar, zumo de limón, agua, y glucosa. Mezclar bien y añadir el colorante. 

Si deseáis que la mezcla resulte de color rojo usad colorante alimenticio. Si queréis obtener un rojo como el de las manzanas de feria podéis añadir, al colorante líquido, otro colorante rojo en polvo; de venta en establecimientos especializados en pastelería. Yo he usado tres cucharadas de jarabe de grosella que tengo en casa para cuando hacemos los panellets, y unas gotas de colorante alimenticio. No resulta tan rojo pero no influye en la textura del caramelo.

Llevar a ebullición, a fuego medio, durante 10/12 minutos aprox. (Para las manzanas grandes unos 15 mimutos). Remover con un pincel de cocina de vez en cuando. Hay que tener cuidado para que no salpique. 

Poco antes de terminar ya podéis sacar la bandeja del congelador. Poner un papel sulfurizado encima. Echar unas gotas de aceite de girasol y extenderlo. 

Ahora es cuando viene lo más complicado porque es difícil explicar el punto del azúcar.


Si el caramelo no está lo bastante espeso, y las manzanas no están frías, pasa esto. Y si nos pasamos de cocción se nos quema.

Una prueba fácil es coger el caramelo con una cuchara sopera y levantarla. Si veis que el caramelo resbala poco a poco y que en la cuchara queda una capa pegada, tanto por delante como por detrás, es que el caramelo ya está listo. No lo dejéis más tiempo en el fuego porque pasar del rojo al "Ahhh!, que se me ha quemado!.. Solo es cuestión de segundos.

- Cuando el caramelo deje de hervir, esperad unos segundos antes de introducir la manzana, preferible que enfríe un poco antes.

- A continuación sacar una manzana de la nevera. Volcar el cazo de lado y pasar la manzana por el caramelo, rotando sobre si misma, para que el caramelo la vaya envolviendo. Escurrir un poco y colocar en la bandeja.

- Haced lo mismo con las demás manzanas. Mantener en la nevera hasta que las vayáis a pasar por el caramelo.


Manzana Red Love, de carne rosa. La envoltura de caramelo debe ser delgada pero suficiente.


Puede resultaros útil:

Armaros de paciencia, no sale a la primera.

Hay que dejar enfriar el caramelo, antes de consumir, hasta que enfríe del todo y tenga una textura crujiente. Mejor hacerlas de un día para otro.

Conservar tapadas con papel de celofan o aluminio sin que éste toque la superficie.

Es preferible no hacer una capa muy gruesa de caramelo porque resultaría muy dura para los niños.

Si en vuestra cocina hace calor, es preferible guardar las manzanas caramelizadas en la nevera.





     

7 comentarios:

  1. Espectaculares, son para ponerlas en una vitrina!! Qué bonitas y seguro que ricas, pero da pena comerlas!!un beso

    ResponderEliminar
  2. Que buenas , da gusto de verlas, en ferias se las compraba a mi hija.Bssss

    ResponderEliminar
  3. Hayırlı haftalar, ellerinize sağlık. Çok leziz olmuş. Bende şifalı ayva marmeladı yaptım. Sizleri bloğuma beklerim. http://sefagen.blogspot.com.tr

    Saygılar.

    ResponderEliminar
  4. Qué paciencia!! Para que luego no se la coman, o si, a saber.
    Te han quedado muy bien, se nota que ya tienes experiencia en este caramelizado. Son una preciosidad que llama la atención.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Alba! Estas manzanas son mi perdición, qué cosa más rica! Me llevan de vuelta a la infancia , cuando las comíamos en el paseo del domingo después de misa en mi pueblo, pero hacerlas en casas es una gran cosa. Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay mi chica que hacía días que no me podía pasar por aquí!!!!. (Vamos, por aquí ni por ningún sitio).
    ¿Tu sabes la envidieta que me has dado con tus manzanas de caramelo????.
    ¡Ay que vuelvo a la infancia!!!. Y veo que no es a la única que le ocurre.
    Muchos besicos guapi.
    ¡Que te echo de menos!!!.

    ResponderEliminar
  7. Que lindas se ven manzanas en Chile se hacen para celebrar fiestas patrias que ganas de probarlas y recordar mi infancia,abrazos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.