miércoles, 4 de noviembre de 2015

Secreto de cerdo a la brasa





Creo que aún no se nos ha pasado el susto que nos produjo la penúltima alerta de la OMS acerca de la conveniencia de eliminar de nuestra dieta las carnes rojas y las procesadas. Por suerte el último informe emitido, debido a los diversos matices introducidos, ha conseguido tranquilizar un poco a la población. Pero quieras que no, en general, ha dejado un cierto poso de desconfianza que será muy difícil que olvidemos.

Por otro lado, pagamos muchísimos impuestos para que los distintos organismos regionales y nacionales, así como el correspondiente Ministerio, dedicados al control de los alimentos que consumimos funcionen con eficiencia, por eso me parece inasumible que el informe de la OMS cayera como una bomba sobre todos nosotros sin contrastarlo antes. Personalmente he tenido que buscar información en distintos medios para poder asimilar la noticia y colocarla en su justo punto. Me ha quedado claro que hay una cierta dejadez en el control de los alimentos y su etiquetado, y que hay que procurar comer de todo pero de forma moderada. Cualquier otra opción entra en el terreno de lo estrictamente personal.

Dar importancia a los alimentos frescos y de temporada, o a la calidad de los mismos, depende en gran medida de la educación, en materia de alimentación, de cada cual y de la salud que se tenga o que se desee conservar. No es caro comer bien y sano. Solo es cuestión de tomarse un poquito más de tiempo para estar en la cocina. Sin duda alguna nuestro organismo y la familia lo agradecerán.

La carne a la brasa también arrastra una leyenda urbana no probada al 100%.  No obstante yo la marino antes y le quito la parte quemada, (no la tostada) si la tuviera, por si acaso. ¿Para qué correr riesgos si se pueden evitar?



Ingredientes 

Secreto de cerdo ibérico
Tomillo fresco
Romero fresco
Aceite de oliva arbequina (le da un sabor increíble)
Pimienta negra
Sal gorda



- Condimentar la carne con las hierbas aromáticas frescas, pimienta negra de molinillo, sal y el aceite de oliva. 

- Macerar, de tres a cuatro horas, en la nevera. O toda la noche si disponéis de tiempo.

- Hacer una buenas brasas. Cuando estén al rojo vivo, colocar el secreto encima de una parrilla y asar por un lado hasta que veáis que el calor ha llegado a casi la mitad (se ve porque la carne se pone blanca). Luego solo queda dar la vuelta a la pieza y dejar que se haga de tres a cinco minutos más, dependerá del grosor. 

- Regar con el aceite de la marinada de vez en cuando. Tened cuidado en no levantar llama.

- Colocar la carne encima de una tabla, en la mesa, y ya podéis servirla cortada a lonchas gruesas.

La he acompañado de una guarnición de patatas panadera, cebolla, y pimientos, hecha en sartén a fuego lento. Al final subir un poco el fuego para que todo se dore ligeramente. Condimentar con sal.

¡Qué aproveche!


12 comentarios:

  1. Querida Alba, personalmente no le he dado ninguna importancia a la noticia, desde siempre entiendo que hay que comer de todo y no solamente comer pollo porque es bueno, verdura porque es sano y pescado azul que ahora dicen que es mucho mejor que cuando yo era niña y había que comer pescado blanco y aceite de girasol.
    Tu secreto es un secreto a voces jejeje.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Sencilla a más no poder, pero en un piso es difícil hacer brasas, jajaja, te imaginas?
    El secreto es una carne muy sabrosa y te ha quedado en su punto, perfecta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me molestan tanto las manipulaciones Pilar. Y que haya gente que saque réditos a costa de la salud de los ciudadanos por codicia es inaceptable.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Pues yo Alba lo siento pero discrepo de tu exposición así que con todo cariño voy a "enmendarte la plana"
    La OMS es el organismo relacionado con la salud más digno de confianza del mundo mundial. Está integrado por científicos e investigadores que no obedecen consignas políticas o empresariales y sus informes son rigurosos, contrastados y serios. Del principio al final han dicho lo mismo: que las carnes procesadas son cancerígenas, o sea, que su cosumo aumentan el riesgo de contraer cáncer y que las carnes rojas probablemente también lo sean y nos aconsejan reducir su consumo, cosa que por otra parte ya aconsejaban otros estudios anteriores sobre la hipertensión y el colesterol entre otros. Lo que la prensa sensacionalista y cada vez más amarilla que padecemos en este país dijo y luego (por presiones, supongo) desdijo, es otra cosa. Si te sientes engañada o manipulada que sea por la prensa y no por la OMS.
    Todo esto aparte, tu plato tiene una pinta impresionante y me guardo la receta porque de tarde en tarde lo prepararé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buens dias Ruqui. La OMS es como los curas de antaño, decian no comas carne en semanasanta si no pagabas la iguala. ellos si podian.

      Eliminar
    2. Es la misma Organización Mundial de la Salud los que han matizado su informe Ruqui. No hay discrepancia alguna entre lo que tú expones y lo que yo pienso. Solo que yo le doy un plus de confianza a la carne roja.
      Exacto, dicen que es probable que el consumo exagerado de carne roja puede ser perjudicial para la salud. Seguramente por la cantidad de química que contiene, pero también se puede elegir carne menos hormonada, todo es cuestión de precio. Por otro lado, muchos dietistas afirman que las proteínas de la carne roja son necesarias para el organismo.
      Yo creo que si no se tiene un problema de salud que lo impida expresamente, hay que comer de todo, y no entiendo por qué no hay más controles de los productos que se ponen a la venta por parte de los Organismos oficiales nacionales.
      En cuanto a los alimentos procesados, del tipo de comida preparada, salsas, etc.. consumo pocos. No me gustan demasiado, creo que en el blog ya se ve que no me cuesta nada preparar salsas caseras. Pero alguna vez compro croquetas congeladas, o masa de pizza, quebrada, e incluso pescado. Procuro que sea de calidad porque soy muy especial con eso y los sabores de los alimentos.
      Esta visto que no se puede dormir una en materia de seguridad alimentaria, yo siempre espero que haya alguien que vele para que mi salud no se vea dañada por ello, pero tampoco se puede dejar todo en manos de otros. Por lo visto hay mucha relajación sobre ese tema. Si no se cumple con las normativas internacionales sobre los alimentos, y la desconfianza entre los consumidores aumenta, no solo se verán afectados los ganaderos, sino las carnicerías, los restaurantes etc.
      En fin, que me parece que una gran parte de la responsabilidad sobre la alimentación recae sobre todo en el ciudadano, pero también sobre quienes tienen en sus manos los controles para una alimentación más sana y equilibrada.

      Eliminar
  5. a mi tanta alarma me da risa, son como modas, ahora les da por la carne como si fuese el demonio, como si la verdura fuese la maravilla del mundo y los pesticidas no existiesen.... y asi con todo.
    Yo me daría un homenaje con ese secreto, y sin pensar en ninguna cosa más!! se ve en su punto!

    ResponderEliminar
  6. Vaya corte tiene la carne, la imagino bien sabrosa y con ese punto que solo proporciona cocinarla a la brasa.

    Por cierto, si ponemos en plan serio imagino que no comeríamos de nada...

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola javier, opino lo mismo (e igual que Toñi). Si no cultivas tus propias verduras, hortalizas y frutas; o crías la carne que te vas a comer, corres más riesgos. No obstante los piensos tampoco garantizan que no estén procesados con productos químicos. El agua está tratada...
      En fin, es complicado y por eso no hay que obsesionarse demasiado. Pero es imperdonable que las autoridades competentes pasen del tema y te encuentres el problema en casa. ¿Hay controles de los alimentos antes de que lleguen al consumidor, o no los hay? ¿Y si los hay, son fiables? Esa es la cuestión.

      Eliminar
  7. A la mierda todas las recomendaciones de organismos, algunos de cuyos funcionarios cobran de las multinacionales para dirigir los mercados. Huevos, no. Aceite de oliva, no. Cerdo, no. Vacas locas, no. Pollos, no. Poliinsaturados, no..... Por favor, dejen que nos muramos de modo normal, que parece que desean que lo hagamos de aburrimiento. ?Saben lo triste que es ver a un abuelo que dice: de eso no puedo; me gusta, pero me ha dicho el médico...? Además, más pronto o más tarde todos llegaremos a la meta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja!. Ya veo que te lo tomas con filosofía. Lo malo es enfermar por culpa de la desidia de los que hacen de la alimentación un negocio.
      Un saludo,

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.