sábado, 19 de junio de 2010

Sardinas marinadas



Para hacer este plato elegí la sardina de Palamós de tamaño medio de carne más fina y con menos escamas que las del Norte, son las ideales para éste tipo de preparaciones.

Las sardinas marinadas os sorprenderán por su delicado sabor.

Ingredientes

Sardinas muy frescas, a ser posible directamente de la Lonja
Tomates maduros de huerta de carne firme
Olivada de aceitunas negras
Vinagre de vino blanco
Tomillo fresco
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Desescamar las sardinas con mucho cuidado para no romper la piel. No suelen tener muchas y ademas son muy pequeñas, pero para este plato hace falta que no haya ninguna.

Limpiar de cabeza, tripas, y espinas. Pasar por debajo del grifo del agua para limpiar la sangre y el resto de escamas que pudieran tener.

Para que queden bonitas mejor abrir por el lomo para quitar la espina. Emplear para ello un cuchillo muy afilado.

Envolver en papel film y congelar por espacio de 24 horas.

Descongelar en el interior de la nevera.

Poner las sardinas en un recipiente plano. Sazonar con sal, dos partes de vinagre de vino blanco y una parte de agua hasta cubrir. Dejar macerar en la nevera de 4 a 6 horas. Transcurrido ese tiempo, escurrir con cuidado para que no se rompan y poner en una bandeja para servir.

Cortar en forma de cruz la piel del reverso de los tomates. Poner a hervir agua y escaldar unos segundos. Pelar, despepitar y cortar a dados pequeños. Aliñar con sal, tomillo fresco y aceite de oliva. 

Diluir la olivada con un poco de aceite de oliva. Emplatar  acompañadas del tomate y la olivada.

Aquí como hacerlas fritas.

Recordar:  Para hacer este plato las sardinas deben ser muy frescas. Desechar las piezas de pescado blando o con la piel rota.

Es necesario el congelado en todas las preparaciones en el que intervenga el pescado crudo para evitar la infección por anisakis.

Debido al congelado la carne pierde firmeza por eso no es aconsejable dejarlo más tiempo del qué os indico en maceración.

¡Qué lo disfrutéis!


10 comentarios:

  1. qué buena receta... en casa gustan mucho las sardinas... así que me anoto la idea!!! con tu permiso claro... ;)
    esa lasaña también está de vicio.. con lo que me gustan!!!
    me quedo un ratito cotilleando tus recetas, que tiene unas cosas muuuuuuuuuuuy ricas!!
    besotes

    ResponderEliminar
  2. Que receta tan buena y tan sana. Nunca he comido así las sardinas, los bocartes que llamamos en Cantanbria, o boquerons que llaman en otros sitios, si los comemos de una forma parcecida.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las sardins, de cualquier manera, o sea que la próxima vez voy a probar tu receta: me parece magnífica!

    ResponderEliminar
  4. Si mi abuelo y mi madre vieran estas sardinas ya podían salir corriendo (las sardinas, digo) porque se las comerían tooodas!! que pinta!
    Saludos,

    ResponderEliminar
  5. jajaja Hola Leticia, wapisimaaaaa!!! me alegra verte por aqui. Estas sardinas con el marinado quedan finísimas; mejor que los boquerones. Un beso, nos vemossss!!!

    ResponderEliminar
  6. Fargopatt, Qué tal estas? Gracias, de tu Blog yo no hubiera salido jajaja, Por cierto, ya compré los tomates para hacer el pesto, ya te diré como quedan. Gracias por venir. Besito.

    ResponderEliminar
  7. Amparo!! Es un honor para mi tenerte aqui. Ainsss esas verdinas tengo que hacerlas... y eso de que eres aficionada a la cocina no sé, no sé... creo que eres algo más que aficionada. Muchas gracias por venir; Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Visc a la cuina!! Y jo ja tinc anotades les teves amanides per fer durant l'estiu, són magnifiques. El teu Blog està ple de bonas idees. Gràcies per la teva visita; a la cuina ens veiem. Petons.

    ResponderEliminar
  9. Con esta receta puedes quedarte con todo el mundo en las hogueras de San Juan, cuando estén con sus zafias sardinas a la plancha...jaja

    ¡Tienen muy buena pinta!

    ResponderEliminar
  10. Encapuchadoman!! me alegro de verte de nuevo por aqui... Tú si que sabes eh? jajaja. Besitos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.