lunes, 28 de octubre de 2019

Risotto my way









No suele pasar mucho que me quede sin ideas para cocinar, más bien unos días tengo más ganas que otros de meterme en faena. Esos días flojos tiro de productos que acorten el tiempo de preparación. Por ejemplo, los paquetes para hacer risotto con sabores añadidos son muy recomendables porque suelen dar muy buen resultado. Se podría decir que es el arroz de los inexpertos porque si se pasa un poco está igual de rico.

El paquete que yo he usado contenía verduras deshidratadas y sabor en polvo. Hubiera pasado sin ningún ingrediente más, pero como me gusta aprovechar todo lo que ronda por la nevera, añadí 1/2 cebolla tierna, setas y un contramuslo de pollo grande. ¿Qué puedo decir del resultado? Delicioso... No sobro un grano de arroz ni de casualidad.






Ingredientes para 2 personas

1 paquete de 250 g de risotto de verduras 
1 contramuslo de pollo grande
150 g de rebozuelos (rossinyols) u otra seta de temporada
1/2 cebolla tierna
Un chorrito de sidra (o vino blanco de mesa)
1 l de agua o caldo de verdura sin condimentar
Una nuez de mantequilla
Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra



Quitar la piel y toda la grasa al pollo. Cortar a trozos pequeños. Salpimentar.

Cortar la cebolla en brunoise fina.

Limpiar las setas con un cepillo. Cortar a trozos pequeños.

Poner el agua o caldo a hervir.








Calentar aceite de oliva y saltear el pollo. Reservar.

En el mismo aceite rehogar la cebolla hasta que se ablande, no debe quedar cruda. 

Introducir las setas y rehogar. Añadir el pollo.









Echar un chorrito de sidra (o vino blanco) y cocinar hasta que el líquido reduzca del todo.

Añadir el arroz. Rehogar un minuto para que coja sabor.

Echar tres cucharones de líquido hirviendo y remover lentamente. Se cocina a fuego medio. Procurar que el calor se distribuya por la cazuela proporcionalmente de forma que hierva de manera uniforme.

Hay que ir añadiendo líquido a cucharones, sin parar de remover, hasta que el arroz esté tierno. Es posible que no necesitéis todo el líquido, pero la cantidad es muy aproximada al litro.

Un poco antes de retirar la  cazuela del fuego mezclar la mantequilla con el arroz y servir inmediatamente. No necesita parmesano como es habitual, pero lo dejo a vuestro gusto. 





2 comentarios:

  1. Te ha quedado un plato completito con un bonito y apetitoso color aunque lo mejor de todo debe ser su rico sabor.
    Un besazo, guapa!

    ResponderEliminar
  2. Nada mejor que usar lo de la nevera!....se ve delicioso y muy completo!!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.