lunes, 18 de marzo de 2013

Pollo al estilo chino (Chow Mien)



Las recetas de platos chinos nos llegan muy adaptadas a nuestros gustos, y sobre todo están elaboradas en base a los alimentos que podemos encontrar con facilidad en nuestros comercios especializados más próximos. Yo no sé en vuestro pueblo, pero en el mío hay cuatro pequeños comerios donde venden productos asiáticos. Además de los que ofrecen en todos los supermercados y grandes superficies..

Hacía muchísimo tiempo que no utilizaba el wok, pero al plantearme hacer un plato al estilo chino me pareció irreverente no usarlo en esta ocasión. Es la manera mejor y más fácil para que las hortalizas queden en su justo punto, cocinadas al dente.

En muchos de los libros de cocina asiática nos indican que tamaño tienen que tener los alimentos antes de cocinarlos, incluso en que dirección debemos cortarlos. Pero hacen mucho hincapié en las carnes, para que éstas resulten tiernas y también en el grosor del pescado.

Yo no he sido demasiado obediente a la hora de cortar el pollo y he observado que se nota mucho la dirección del corte de la carne. Debería haber cortado las pechugas a tiras de arriba abajo, en lugar de hacerlo al través de la veta.

Tenedlo en cuenta a la hora de elaborar ésta sabrosa y fácil receta.



Ingredientes para 4 personas

400 g de pechuga de pollo, sin piel ni huesos
5 cucharadas de salsa de soja
3 cucharadas de jerez seco, o vino de arroz
1, 1/2 cucharaditas de salsa de chile china 
 Aceite de girasol o sésamo
8 cucharaditas de maicena (rasas)
250 g de fideos de arroz chinos 
2 tallos de apio blanco
Una bandeja pequeña de champiñones
1/2 pimiento rojo
1 pimiento verde mediano
200 g de guisantes frescos (o congelados)
3 cebollas de verdeo medianas
50 g de almendras crudas
250 ml de caldo de pollo
Sal

Cortar las pechugas de pollo en tiras a lo largo, y luego hacer dos o tres cortes más al través para que queden "de bocado"

Poner las tiras de pollo a marinar con la salsa de soja, el jerez seco o vino de arroz, la salsa de chile, (Picante), tres cucharadas de aceite, y la maicena. Mezclar bien y reservar en la nevera un par de horas. Si no os gusta el picante prescindid de él pero la medida que os indico no molesta al paladar.

Sacar los guisantes de sus vainas. Poner a calentar agua con sal y hervir por espacio de 5 minutos. Escurrir y reservar. Si son congelados lo mismo.

Freír las almendras a fuego lento en una sartén con un poco de aceite. Reservar.


Lavar todas las hortalizas. Trocear el apio a rodajas pequeñas. Quitar la simiente a los pimientos, y cortar a tiras finas. Cortar las cebolletas y parte del tallo más tierno en cuatro u ocho trozos pequeños, dependiendo del tamaño (Como son muy tiernas al saltear se deshojarán).

Quitad el pedúnculo a los champiñones. Lavar rápidamente bajo el grifo del agua, si están muy sucios, o con un paño limpio si solo tienen un poco de tierra superficial. Cortar a trozos regulares.

Calentar el wok. Cuando esté bien caliente echar otras tres cucharadas de aceite, y saltear el apio y los pimientos durante 2/3 minutos. Añadir los champiñones, cocinar durante un minuto sin dejar de remover.

Debemos voltear las hortalizas continuamente porque queremos conseguir que se cocinen pero que a la vez queden crujientes en lugar de pochas.

Agregar las cebollas. Justo cuando empiecen a verse transparentes echar los guisantes. Mezclar todo unos segundos, y reservar las hortalizas a parte.

No condimentar las hortalizas.

Poner cuatro cucharadas de aceite en el wok. Cuando esté caliente, echar el pollo y saltear unos instantes a fuego fuerte. Bajar el fuego y añadir todo el jugo de la marinada. Sofreír unos segundos y añadir el caldo de pollo. Llevar la mezcla a ebullición hasta que espese ligeramente (Si espesa mucho añadir un poquito más de caldo). A continuación introducir las hortalizas en el wok. Mezclar bien. Rectificar de sal si hiciera falta y reservar al calor.

Poner un litro de agua a calentar con tres cucharadas de salsa de soja. Cuando hierva, echar los fideos de arroz. Dejar en el caldo apenas un minuto. Escurrir bien.

Calentar dos cucharadas de aceite en una sarten refractaria. Saltear los fideos. Condimentar con unas gotitas de salsa de soja. 

Servir al momento bien calientes junto con el pollo


 



Me ha gustado la imagen de estos palillos chinos del Sr. Werty del blog Un dibujo al día, para rematar mi post.


15 comentarios:

  1. Buenoooooo mi super, este plato te ha quedado GENIAL!
    Besikos mi niña, que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Esta receta con esos ingredientes tiene que estar muy sabrosa
    besinos

    ResponderEliminar
  3. Que rico se ve, dan ganas de comer!! Me lo apunto!!
    Besotes y encantada de estar por aquí!!

    ResponderEliminar
  4. Todos los apuntes anotados, ahora a la cocina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. HOLA ALBA, TE HA QUEDADO ESTUPENDO Y LAS FOTOS ESTÁN GENIALES, ME ENCANTA EL POLLO CON LOS FIDEOS BLANCOS. BESITOS

    ResponderEliminar
  6. Alba, me encanta esta forma de cocinar el pollo, es distinto y original, me lo quedo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Alba!!!, adoro los fideos chinos!!, tengo un paquete en la despensa y me iluminaste!, me encanta tu propuesta!!, gracias guapa!!

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado de restaurant!!.....de lujo....ya no como pollo pero este plato me encantaba.........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  9. Que buena pinta tiene esta receta Alba!! tiene que estar sabrosísimo... Besos

    ResponderEliminar
  10. Alba me encanta este plato los fideos con el pollo de esta manera son una maravilla, una delicia.

    ResponderEliminar
  11. Qué paso a paso más bien hecho, te ha quedado de lujo.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  12. Encantado de que uses mi imagen de los palillos, me apunto la receta :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Que pedazo de plato te ha quedado, y tiene que estar riquísimo.
    Me quedo de seguidora en tu blog y te invito al mio a que me sigas, aunque se que ya viste alguna de mis recetas, gracias. ;)
    Un besito :)

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.