viernes, 15 de marzo de 2013

Bocadillo de tortilla de perejil





Os quiero anunciar que después de dos intentos fallidos de plantar perejil, en el tercero he obtenido los resultados esperados. Por fin puedo enseñar con orgullo mi primera cosecha.

Nunca sabré el porque, los caracoles, gusanitos, babosas, y demás fauna microscópica que corre por mi jardín ha dejado de zamparse las semillas que con tanto mimo plantaba una y otra vez...
Para mi que con el buen tiempo han nacido otras hierbecillas más apetitosas que el modesto perejil y éste ha dejado de interesarles.

La cuestión es que para celebrarlo me hice una tortilla a la francesa con este aromático condimento que estaba de muerte lenta de buena...




Ingredientes para una tortilla
2 huevos frescos
3 ramitas de perejil fresco 
Aceite de oliva
Sal
Una barra de pan crujiente o panecillo individual (En este caso integral)

Opcional
Tomates maduros, pero duros
Encurtidos variados
Aceitunas aliñadas


La tortilla francesa no tiene secretos. Solo necesita batir bien los huevos y paciencia porque hay que hacerla a fuego medio lento.

Batid los huevos, con la sal, hasta que espumen ligeramente. Añadid el perejil picado.

Calentar aceite de oliva en una sartén, a ser posible nueva. Se puede hacer una tortilla incluso a la plancha sin nada de aceite en una buena superficie, pero en éste caso a mi me gusta que el aceite se vea... 

Calentar a fuego mínimo unos 2 minutos. Echar el huevo y repartir éste por toda la superficie de la sartén con un ligero vaivén de ésta o con un tenedor de madera. Dejar que cuajen los bordes un poco. No os preocupéis no se os quemará si no subís el fuego. Cuando los bordes se despeguen de la superficie de la sartén, retirar del fuego y doblar sobre si misma.  Primero de derecha a izquierda, y luego de izquierda a derecha. Se terminara de hacer con el propio calor de la sarten.

 Debe quedar jugosa por dentro.



7 comentarios:

  1. Qué cosa más buena, el placer de comer un bocadillo es único. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  2. Que bocadillo mas superbueno, me encanta el toque del perejil. Me llama la atención la forma en que haces la tortilla pues es totalmente distinto a como la hago yo. Ya ves, una cosa aparentemente tan de libro... a mi me gusta muy blanda por dentro y doradita por fuera por eso la pongo con el aceite bien caliente y no la remuevo, solo la pliego. Aquí sí que se culmple lo del refrán con el maestrillo y el librillo, jaja.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Ay, Alba, el perejil es muy "suyo". Entre mas lo cuidas y le preparas el terreno peor. A mi me pasó lo mismo y fue gracioso: cuando me aburrí de sembrarlo y lo mandé a paseo, empezó a nacer por los sitios más inverosímiles.
    Otro beso

    ResponderEliminar
  4. con perejil "casero", una tortilla deliciosa-

    ResponderEliminar
  5. No te puedo decir con exactitud cuantos bocadillos de tortilla de perejil comí en mi juventud, pero te diré que era uno de los habituales para llevar al trabajo. Muy rico. Me volvieron a la memoria momentos de compartir un trozo de pan y lo que llevase dentro con el resto de las compañeras... Ya llovió!!! Gracias Alba. Besinos.

    ResponderEliminar
  6. Un bocadillo delicioso!! Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo, el perejil lo tengo en un tiesto muy grande, todo el año y ahí no se lo comen los bichos porque "los controlo".

    Esta tortilla es una de mis cenas favoritas. Cuando me anime a ponerla en el blog haré una foto al perejil ;)

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.