miércoles, 5 de febrero de 2014

Crema de jengibre con vieiras y naranja





A priori, me gustó el nombre de esta crema. Y lo que son las corazonadas, porque desde que la comí raro es el invierno que no la prepare. A veces cambio la vieira por algún langostino, o le coloco una o dos almejas abiertas con su cáscara. Estoy pensando en una navaja a la plancha con su vaina y todo; seguro que también le quedaría genial. 

Debemos empezar por preparar la sal de naranja. 

Para ello pelaremos una naranja, a ser posible con un pelador. No os llevéis nada de la parte blanca de la corteza. Si queda algo rascar con un cuchillo. 

A continuación La pondremos a deshidratar en el horno a 60º . Cuando esté seca hay que dejarla enfriar, porque así aún se endurecerá un poco más. A continuación triturar. Mezclar con alguna sal aromática, como la Maldon o la de la Camarga y la reserváis.


Los ingredientes que necesitamos para 4 personas son

La carne de 12 vieiras congeladas (si llevan el coral mejor)
Puntas de espárragos blancos de lata 
Canónigos
1 naranja mediana
La piel de la naranja para hacer la sal de naranja
400 g de cebollas de Figueras (o alguna suave)
4 ajos secos
10 g de jengibre fresco
1 l, de caldo de verduras (de bric)
150 ml. de nata líquida de cocina
Pimienta blanca
Sal
Aceite de girasol
Aceite de oliva
Mantequilla

En una cazuela con mantequilla y un poco de aceite de girasol pochar la cebolla cortada a trozos regulares y los ajos cortados a láminas. Condimentar con sal y pimienta, y cuando empiece a cambiar de color añadir el jengibre cortado en rodajas iguales.

Rehogar a fuego lento hasta que las hortalizas se pochen sin que cojan color.

Añadir el caldo de verduras. Cocer a fuego lento por espacio de 15 minutos. Transcurrido ese tiempo pasar todo por una trituradora y a continuación por el colador chino.

Añadir la nata. Mezclar bien con las varillas y rectificar de condimento si hiciera falta. Calentar de nuevo, a fuego suave.





Con un cuchillo bien afilado hacer supremas de naranja (sin resto alguno de la parte blanca).

Marcar las vieiras en una plancha caliente con unas gotas de aceite de oliva. Condimentar con sal.

En la misma sartén marcar los espárragos blancos bien escurridos de su agua de conservación.

Si los espárragos son frescos, hay que raspar bien toda la superficie y cortar por la parte más dura para separar las yemas del tallo. Guardar lo duro para aromatizar caldos.
Atar los espárragos con un hilo de cocina y hervir 10/12 minutos (depende del tamaño) en agua con sal, a ser posible de pie para que las puntas no se estropeen.

Montar el plato con la crema caliente, (un cazo y medio aprox). Adornar con los demás ingredientes al gusto. Distribuir alguna hoja de canónigo fresco y aromatizar con una pizca de sal de naranja.

Una mezcla de sabores fantástica.


Hace tiempo compré en Andorra este trastito para moler ingredientes de tamaño reducido y me ha sido muy útil. Tengo que reconocer que soy una fan de ellos por lo bien que van. Solo hay que ver como ha dejado la corteza de naranja.


22 comentarios:

  1. Que crema más original! los sabores son lo más! me has dado ganas de probarla, la anoto!

    ResponderEliminar
  2. Esto hay que probarlo que seguro esta muy rica, besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Alba !
    Tiene que ser una crema deliciosa y visualmente es muy sugerente.
    Me encanta todos los trucos que nos compartes , el de hoy es de lo mas interesante , esa sal de naranja la tengo que hacer. Gracias guapa.
    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa, se ve súper fina y apetecible, otro plato que no conocía!, de hecho nunca he cocinado vidrias.......pero me parece un plato ideal!,besitos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esta entrada por muchas razones, una de ellas, porque he aprendido lo de la sal de naranja que no lo conocía. La crema es todo un mundo de sabores y la presentación, impecable. Me la anoto para alguna celebración. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Alba, este parece un plato de fiesta, bueno puntualicemos, en tu casa a la hora de comer es fiesta cada día.
    Las vieiras me encantan y los espárragos me vuelven loca, con ese toque de jengibre y esa presentación ten cuidado o vas a tener cola en la puerta de casa, gente con el tupper o la cuchara en la mano, jejeje.
    Besos guapetona!

    ResponderEliminar
  7. Que ricaaaaaa, calentita para este frío y súper original, me encanta nena, de verdad! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  8. Quecosa tan fantastica!! esta deliciosa y tan cremosa que dan ganas de comerse ese platito bien calentito de un tiron....Besss

    ResponderEliminar
  9. Pues con recetas como esta no dudo que tu deseo se vuelva realidad y pronto tengamos una amiga famosa!!!
    besitosssssssssss

    ResponderEliminar
  10. Que lujo de crema!! tiene que estar deliciosa y la sal de naranja me encanta, lo probaré. Besos

    ResponderEliminar
  11. La de sabores que tiene esta cremita, tiene que ser un gusto tomársela e ir notando los contrastes.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me quito el sombrero, Alba. Una receta digna de representar las mesas más exigentes. Efectivamente no tiene ingredientes demasiado complejos, pero el arte de unirlos en este plato, es de gran nivel.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  13. Uau! Desde luego apetece enseguida ummmm....menudo colorcito y sabor tendra.
    Besets.

    ResponderEliminar
  14. Qué va a ser un error Alba, la gente tiene mucho morro. A mi no me importa que me copien, que me quiten las fotos... a fin de cuentas las publicamos desinteradamente. Pero que les pongan su marca de agua ya es muy fuerte amiga!!
    De todas formas no me extraña que te copien, con las recetas tan buenas que pones.
    Un besico corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar. Ayer noche dejé un mensaje en el blog que vi que había linkeado mi fotografía y a las pocas horas ya no estaba donde la vi. No creo que la hayan utilizado en el blog sino que estaría en alguna receta de una web de cocina en la que estará inscrita la autora del blog. Solo sube a internet si se inserta en alguna web.
      En fin, espero que no hubiera copiado también el texto, jeje!..
      Un abrazo bonita.

      Eliminar
  15. Menuda receta¡¡¡ me ha encantado todo y la sal de naranja ni te cuento¡¡ No se lo de foto puede ser de todo aunque me inclino como Pilar que hay gente con mucho morro¡¡

    ResponderEliminar
  16. Hola Alba. Si con el nombre puesto en la foto se copia imagínate sin nombre, que es lo que parece, pretenden ya que según he leído las fotos que llevan marca no se guardan en imágenes de Google. De todas formas hay que tener mucha cara para copiar la foto y ponerla. En fin es lo que hay.
    Pero vayamos a lo que de verdad interesa y es la receta. De entrada, no me extraña que copien tus fotos, son obras de arte. Las vieiras solo las he probado en una ocasión y no sé si fue en empanada, puede que esté confundido, pero lo que si recuerdo es que estaban de vicio. Por tanto, esta crema, tal como la has preparado debe ser todo un manjar. La sal de naranja me ha llamado la atención.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. ke lujo de platoooo un 10 y seguro que super ricaaa

    ResponderEliminar
  18. une délicieuse crème plein de saveurs
    bonne soirée

    ResponderEliminar
  19. Alba menuda receta de categoria ,buena y original ,te quedo genial y seguro que de sabor deliciosa
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  20. Alba....me dejaste loca con este plato....lo hare pronto que me ha encantado!........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  21. ¡Yo quiero un cacharrito como ese de moler! jajajaja... nada, que soy una caprichosa, que todo lo que veo referente a "trastitos" me encanta.

    Me gusta mucho la crema, es muy original pero yo, aunque no lo creas, todavía no me he habituado al sabor del jenjibre. Lo sigo intentado.

    Me pasa igual con el apio, que utiliza mucho Ruqui, lo sigo intentando ;)

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.