viernes, 14 de febrero de 2014

Crema de puerro y patata con hortalizas rebozadas



Es la misma crema de puerros de toda la vida. Otro de esos platos que casi todo el mundo hace en invierno, enriqueciéndolo además, con su particular toque.

La base, como digo, es la de siempre. Puerros, patata, leche y agua a la que he añadido una cebolla tierna. Creo que las proporciones y el sabor están bien equilibrados. La crema es correcta, ni muy líquida ni muy espesa, aunque una vez la tengamos triturada le podemos dar la textura que más nos guste si la dejamos reducir o le añadimos más agua.

Las cremas de verduras, por lo general, sirven para dar salida a las hortalizas que ya no conservan el frescor del primer día. Perfectamente podrían entrar en los platos denominados "de aprovechamiento".

Con los ingredientes que os he indicado se puede apreciar muy bien el fino y delicioso sabor del puerro. Particularmente no creo que le haga falta añadir nada más, pero hoy he querido vestir a esta tradicional crema con unos fritos de hortalizas y pan crujiente para complatar dar más vistosidad al plato.

Podemos adornar o enriquecer también con:  huevo cocido picado, yemas de huevo (hay que disolver en frío y añadir a la crema sin que vuelva a hervir), virutas de jamón, nata líquida, queso rallado, marisco salteado, almendras tostadas pulverizadas, queso en porciones...

Ingredientes
4 puerros medianos muy tiernos 
1 cebolla tierna grande (de unos 250 g)
1 patata mediana
1 alcachofa mediana
2 champiñones grandes
Pan del día anterior 
800 ml de agua mineral
100 ml de leche entera
Harina para tempura
Aceite de oliva
Pimienta negra o rosa de molinillo
Sal

Palillos para brocheta



Lavar y cortar las hortalizas a trozos pequeños y la patata a rodajas muy finas. Los tallos más verdes de la cebolla y del puerro se pueden guardar en el congelador para hacer caldos para sopa y fondo oscuro para los guisos.

Rehogar, sin que tomen color, en un poco de aceite de oliva. Cuando estén blandas echar el agua, condimentar con sal y hervir unos 15 minutos a fuego lento. Podéis utilizar la olla rápida.

Transcurrido el tiempo de cocción, triturar las hortalizas hasta convertirlas en una crema fina. Pasar por el colador chino. Añadir la leche y calentar sin que hierba. Rectificar de sal si hiciera falta.

Preparar la mezcla para rebozar las hortalizas tal y como os indique el fabricante. Como vamos a utilizar una cantidad muy pequeña sugiero que primero pongáis la harina en un bol (por ejemplo una cucharada colmada) y luego poco a poco removiendo con un tenedor o unas varillas pequeñas vayáis echando el agua hasta conseguir el espesor que necesitéis. Condimentar con sal.

La masa debe pegarse a las hortalizas y mantenerse algún tiempo en ellas cuando las levantéis. O dicho de otra forma, debe naparlas completamente. Condimentar con sal.

Si queréis hacer tempura con harina de trigo corriente aquí tenéis la receta.

A continuación cortar el tallo a los champiñones. Limpiar de tierra con papel de cocina y partir por la mitad. Quitar el tallo y las hojas a la alcachofa y cortar a rodajas finas. Introducir en la masa preparada y dejar reposar unos minutos.

Poner a calentar aceite para freír. Cuando esté en su punto (echar un trocito de pan y si se arrebata es que ya está) bajad a fuego medio y freír el pan por todas las caras. Con una rasera retirar las migas que pudieran quedar en la sartén.

Seguidamente freír las hortalizas a pequeñas cantidades en la sartén (procurad que no se apelotonen) Controlar el fuego no se os vayan a quemar. Dar la vuelta, empezando por la primera que habéis puesto (hay que organizarse), y las vais colocando en un plato con un poco de papel de cocina para que suelten el exceso de grasa.

Ensartar en los palillos.

Servir la crema bien caliente acompañada de una brocheta de hortalizas para cada comensal.

Para finalizar dar un toque de pimienta de molinillo negra, o rosa. 



No olvidéis reciclar los restos.


14 comentarios:

  1. Que buena crema porrrdiosss!!! y ya te digo que yo no soy muy de cremas eh, pero me encanta como saben! y esta tiene que estar realmente deliciosa!!!

    Besiños salseros Alba! y que tengas un gran finde!!

    Tito

    ResponderEliminar
  2. La otra noche iba a hacer crema de puerros y al final acabé haciendo otra cosa.
    Me encanta como la has acompañado y tus explicaciones siempre tan claras.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  3. Que buena tu crema con esa brocheta.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la idea Alba! que ricas las brochetas. Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué rica! Nunca le puse alcachofa ni champis y le tienen que quedar genial aparte de resultar mucho más completa

    ResponderEliminar
  6. Boníssima Alba!

    PTNTS
    Dolça

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tus visitas a mis recetas del Mañoso. Me gusta mucho esta idea para acompañar a la crema. Gracias por compartirla. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Nos gusta a todos, pero a mis nietos les encanta, lo de las verduras me ha gustado, asi que te lo copio para la proxima vez, bsssSefa

    ResponderEliminar
  9. La CREMA, el PLATO, el toque de los REBOZADOS...
    Me gusta todo!!!
    :))))))))))))))))))))

    ResponderEliminar
  10. Une crème très appétissante. J'aime beaucoup.
    A bientôt

    ResponderEliminar
  11. Una presentación de 10... me encanta!
    besos

    ResponderEliminar
  12. ohh me encantan este tipo de cremitas!! bicos

    ResponderEliminar
  13. Yo amo toda crema que lleve puerros, pues le da un sabor sedoso y exquisito.....hoy seque naranja en el horno para la crema de ostiones.....no he encontrado jengibre, pero espero esta semana llegue al super donde voy!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  14. Por aquí iba cuando me tiró, literalmente, el blogger este. La crema de puerros es una de mis preferidas porque el puerro me encanta. Pero, con ese acompañamiento de hortalizas en tempura es el no va más. ¡Con lo que me gustan los fritos! Qué rico, Alba.

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.