miércoles, 10 de junio de 2015

Boquerones en vinagre




Boquerones fresquitos y del Mediterráneo, a dos pasos de mi casa. Para hacerlos en vinagre tienen que ser muy frescos, a ser posible recién pescados. Es preferible que tengan un buen tamaño pero rara vez los encuentro. Los de tamaño medio se pueden preparar dobles y tampoco quedan tan mal, así que decidí no esperar más e incluir la receta en mi blog que ya tocaba...

Ingredientes que se necesitan: Boquerones muy frescos, vinagre de vino blanco, agua, sal, ajos, perejil fresco, aceite de oliva. 

La sal, tanto para ayudar a curar la carne como para aliñar, depende de la cantidad de boquerones que queráis preparar.

Su elaboración es muy sencilla. Se lavan bien bajo el grifo del agua o con agua muy fría. A continuación hay que quitar la cabeza, tripas, y espina. Se abren por la mitad (solo los he dejado pegados por la aleta de la cola)  y se van introduciendo en el interior de un recipiente colador.

Al terminar se enjuagan bien con agua corriente para limpiar de escamas y restos de vísceras.

El paso siguiente el más importante.

Pasar a otro recipiente con abundante agua fría y un buen puñado de sal. Hay que dejarlos una hora (aprox.) en el frigorífico para que suelten toda la sangre. Cambiar el agua si lo veis necesario.

Preparad una mezcla de líquido con tres cuartas partes de vinagre de vino blanco por una de agua mineral.



Introducir de uno en uno, (a mi me da lo mismo si es con la piel hacia arriba o hacia abajo) en un recipiente lo suficientemente amplio para que quepan todos. Condimentar con un poquitín de sal entre capa y capa (no os paséis). Según los vayáis colocando regad por encima con el líquido.. Cuando ya estén todas las capas de boquerones colocadas terminad de cubrir, tienen que estar todos bien sumergidos. Tapar con papel film y guardar en la nevera.

El resultado debe ser unos filetes de pescado firmes y de color blanco, sin ningún rastro rosado. 

A las 8 o 10 horas ya se podrían consumir, depende un poco del tamaño, y de si los habéis congelado y descongelado previamente como mandan los cánones de seguridad para degustar pescado crudo. Yo los congelo al final de toda la maceración. 

Así pues, una vez transcurrido el tiempo, volver a colocar los boquerones en otro recipiente, de uno en uno con la mano. No hace falta escurrir el vinagre del todo. Entre capa y capa regar con aceite de oliva. Terminar de cubrir con aceite. Recordar condimentar con un poquitín de sal para que no queden sosos.

Llegado a este punto es cuando los tapo y los guardo en el congelador durante 48 horas para evitar la posible infección por anisakis.

Descongelar el mismo día que los vayáis a consumir. Estarán perfectos.

Colocarlos de uno en uno en el plato de servir. Yo lo hago a mano, 

Se condimentan y aliñan con una picada de ajo y perejil fresco. 

Otra opción puede ser;  Pimienta negra, pimentón, o unas gotitas de tabasco...



5 comentarios:

  1. A mi me pones un plato de boquerones en vinagre delante y soy capaz de dejarlo bien limpio, bueno, me contengo por vergüenza, no por falta de ganas.
    Siempre los congelo antes de prepararlos, pero tengo que probar tu método.
    Besos guapetona que andas muy desaparecida.

    ResponderEliminar
  2. te han quedado espectaculares!! Un beso

    ResponderEliminar
  3. Anchoicas ricas!! acaba de sacar el tupper del congelador ahora mismo. Lo dejaré que se descongele dentro del frigo y luego a aliñar y disfrutar!!.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  4. Hqace mucho que no los preparo aunque los hago rebozados, pero tu receta me ha gustado
    asi que me la llevo, bssss.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.