miércoles, 9 de septiembre de 2015

Macedonia de frutas






¿Habéis visto en el buffet del desayuno de algunos hoteles un gran recipiente con macedonia de frutas naturales? Como norma suele haber de varias clases, todas de tamaño parecido, sumergidas en un jugo dulce y transparente. Pero lo que más llama la atención es que no están pochas, ni tampoco parece que unas y otras hayan intercambiado colores, sino que se ven enteras y conservando cada una de ellas la propia tonalidad.

Qué están sumergidas en almíbar se nota con solo probarlas, pero qué cantidad de azúcar y de agua se necesitaba para conseguir una presentación apetecible era un misterio para mi. Cuando en cocina se buscan resultados no hay nada mejor que probar y probar hasta que se da con ello.

Para hacer el almíbar para 1 kg de fruta se necesita:

1 l de agua mineral
1 limón grande
200 g de azúcar blanco


Frutas que he empleado:  Plátano, kiwi, Melocotón de viña, uva blanca y morada, ciruela claudia, y ciruela roja.                                




Han estado en maceración durante cuatro horas. El jugo tiene sabor a frutas, conservan el color y la textura. 

Para hacer este postre, (aunque se puede tomar como merienda, o desayuno) es primordial que la fruta este en su justo punto de maduración, ni verde, ni pasada. No es necesario añadir jugo de naranja, licor, vino, o algún otro elemento, como puede ser una infusión de canela o menta o bien semillas de cardamomo, pero la fruta debe ser dulce si queremos que la macedonia resulte sabrosa.

- Lo primero es hacer el almíbar añadiendo el azúcar en el agua fría. Poner a calentar a fuego medio removiendo para que los cristales de azúcar se disuelvan. Hervir a fuego bajo durante cinco minutos y retirar. Enfriar a temperatura ambiente.

- Hacer el zumo de limón.

- Una vez que el almíbar esté frío, añadir el zumo de limón colado dos veces en una gasa fina. Introducir el almíbar en un bol grande.

- Lavar las frutas. Pelar las que tengan pieles duras o incomestibles. 

- Trocear todas a cubos de tamaño regular y según vayáis troceando las introducís en el bol con el almíbar.

- Enfriar tapado en la nevera durante 2/3 horas antes de servir. Se puede hacer de un día para otro y conservarse un par o tres de días con buen aspecto en lugares fríos. 


6 comentarios:

  1. Que buena copa me has preparado, a veces nos mareamos buscando un postre y no nos damos cuanta de lo ricos que son estos postres sencillos y tan naturales. Un acierto!!un beso

    ResponderEliminar
  2. Es una delicia para la vista mirar esas copas de fruta , estan de lo mas apetecibles
    besinos

    ResponderEliminar
  3. Pues has dado con ello maravillosamente, el color de las frutas es estupendo y muy tentador :) Un bol de macedonia para la merienda, y bien a gusto que te quedas, ñam ñam.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me pido la copa grande que con ese buen color que tienen las frutas creo que me está guiñando un ojo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola preciosa !
    Me alegra saber que hayas pasado un verano tan estupendo y ya me puedo imaginar la de cosas ricas que van a salir de ese horno . No se si conoces a mi amiga Maky, La cocina de Maky, ella también tiene un horno de leña y está encantada de la vida , sobre todo para hacer los panes y asados, es una pasada total.
    La macedonia de hoy con ese colorido me ha alegrado un lunes gris . Gracias por ir a comentar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Que buena una de estas copas, y con el almíbar quedan muy jugosas, estupenda macedonis.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.