domingo, 16 de marzo de 2014

Calabacines rellenos de bacalao



¡Qué buenos quedaron! La pulpa es un poco más consistente que la del calabacín largo pero igual de fina.


Ingredientes que necesitaremos para 4 personas

4 calabacines redondos (los elegí grandes)
400 g bacalao
6 tomates maduros (de los de rama)
1/2 manojo de ajos tiernos
1 cebolla mediana
8 espárragos blancos pequeños en conserva
150 g de guisantes
Pimienta negra
Aceite de oliva
Sal

Para la bechamel

20 g de mantequilla
1 cucharada colmada de maicena
300 ml de leche
Nuez moscada
Sal

Empezaremos por lavar y cortar el calabacín a la altura que más os guste. Yo lo hice unos centímetros por encima del centro, como podéis ver en la fotografía...

Encender el horno a 180º 

Poner los calabacines y las tapas a cocinar por espacio de 15 minutos. Cuando los saquéis del horno estarán blandos pero aún consistentes. Cinco minutos más o menos dependerá del tamaño de los calabacines

A continuación hacer un corte alrededor de la pulpa del interior con un cuchillo de punta afilada y vaciar con una cucharilla. Hacer lo mismo con la tapa sin ahondar mucho. Desechar las semillas y cortar la pulpa a trocitos. Reservar.

Poner los calabacines boca abajo, encima de papel de cocina, para que suelten líquido. Mientras prepararemos el relleno.

Cocer los guisantes en un poco de agua con sal. 

Por cierto, si alguna vez queréis hacer guisantes naturales y se os arrugan, Finuca os explica como cocerlos para que esto no pase


Hacer un sofrito bien confitado a fuego lento con la cebolla y el ajo tierno, todo cortado bien picado, pero no triturado. Es importante que el sofrito esté bien hecho, como aquí.

Pelar y picar el tomate maduro (lo podéis triturar). Sofreír todo junto hasta que tenga la consistencia de mermelada. Condimentar con sal sin pasarse.

Añadir el bacalao desalado cortado a dados menudos. Sofreír un minuto. A continuación incorporar los espárragos troceados, los guisantes y la pulpa de los calabacines reservada. Remover y condimentar con pimienta.

Rellenar los calabacines con generosidad.


 Bechamel espesa para cobertura.

Calentar en un cazo la mantequilla, disolver en ella la maicena. Remover hasta que se integre. Poner a fuego lento y hervir sin dejar de remover. Echar poco a poco la leche caliente hasta que se forme una crema espesa. Condimentar con sal y rallar un poco de nuez moscada por encima. Dejar templar unos instantes para que coja consistencia.

Napar con la bechamel los calabacines. Cubrir con su propia tapa y terminar de cocinar en el horno a 180º otros 15 minutos más.

El mismo relleno puede servir para hacer tarrinas individuales. Las he gratinado al horno con bechamel y queso rallado por encima.



Un buen entrante para la Cuaresma



 http://cosas-mias-y-demas.blogspot.com.es/2016/05/tomate-confitado-con-rollito-de.html






11 comentarios:

  1. ALBA!! qué belleza de fotos, lo dicen todo de esta preparación deliciosa, ya tomo nota, no sé si me gusta más en el calabacín o en terrina, pero ambas se ven magníficas.. Me encanta cuando haces estos rellenos de pescado Un besotes

    ResponderEliminar
  2. Estos calabacines quedan monísimos a la hora de presentarlos rellenos, son ideales para estas preparaciones.
    Me gusta el relleno que has hecho, en mi casa también tendrían éxito.
    Claro que las tarrinas también tiene muy buen aspecto con ese color doraditos tan chulo, vamos que entran ganas de comer solo de ver tus fotos.
    Besos guapètona

    ResponderEliminar
  3. Que delicia....la presentacion y el relleno!...sobre todo porque te comes el container y hay menos platos que lavar!!....jajajajaja....pero las tarrinas doraditas son ideales!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  4. Estos calabacines quedan riquisimos y con el relleno que les pusiste tienen que estar deliciosos
    besinos

    ResponderEliminar
  5. Qué lindos! yo nunca he podido comprarlos, por aquí no se encuentran de este tipo y estoy con ganas pero... Te han quedado formidables. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Que pinta tan buena tiene, seguro que está delicioso, besos

    ResponderEliminar
  7. Y tanto que es un buen entrante o plato único eh?
    Quedan deliciosos los calabacines luna, tienen un sabor impresionante y con bacalao me los imagino aún más buenos.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  8. Estos calabacines me encantan. Me gustan mucho más estos para rellenarlos que los alargados, porque se quedan mejor presentados... Nunca se me hubiera ocurrido rellenarlos de bacalao, pero deben de estar de escándalo.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Excelente relleno luce sabroso y contundente,abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Alba. Estos calabacines solo los he visto en una ocasión y de eso hace ya casi un año. Desde entonces no los he vuelto a ver, al menos por aquí y en donde suelo comprar jj.
    Estos creo que son más aptos para rellenar, los alargados al ser mas delgados o los partes en trozos más o menos iguales o los los tienes que rellenar a lo largo. Este tipo se presta mejor para el relleno y tu lo has hecho a las mil maravillas.
    No sé como lo haces pero tienes un arte en hacer fotos, sensacional. Eres toda una experta.
    Un relleno el que le has puesto estupendo. Me encanta el bacalao, para rellenos es estupendo y para lo demás también jj.
    Un plato fabuloso y muy rico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me encantan los calabacines luna.
    Es cierto que tienen más carne que los alargados y también que es un poco más "dura" pero, para mi gusto, resultan muy ricos también y además son más cómodos para rellenar. A mí, los largos se me suelen desmoronar mucho y estos se quedan tan enteros que da gusto.
    El relleno muy cuaresmero ya seguro que te quedó riquísimo. Yo también soy fan del bacalao.
    total, que mira que hora de la mañana es y aquí estoy enganchada a tu blog viendo fotos y recetas que hacen que me gruña el estómago.

    Besicos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.