sábado, 29 de junio de 2013

Alitas de pollo fritas, con salsa de tomate agridulce y cebolleta asada.


Riquísimas estas alitas fritas acompañadas acompañadas de una salsa de tomate natural, con un toque de limón, que la hace muchísimo más sabrosa. La verdad es que cuando la he probado me he preguntado por qué razón habré tenido esta receta tanto tiempo en "pendientes"...



Para 4 personas:

16 alitas de pollo 
3 cebolletas tiernas grandes
El zumo de 1/2 limón o una lima
1 cucharada rasa de azúcar moreno
 500 g de tomate troceado muy maduro
1 vaso de los de agua de caldo de ave
Aceite de oliva
Pimienta
Sal


Calentar el horno a 180º y asar las cebollas troceadas a cuartos condimentadas con un poco de sal y aceite de oliva. Reservar media cebolla para el sofrito.

Quitar los restos de plumas de las alitas (quedan muy bien pasándolas por la llama viva).  Lavar y secar con un paño.

Salpimentar y freír en una cazuela con aceite caliente hasta que estén bien doradas. Recordar cocinarlas a fuego moderado dándoles la vuelta de vez en cuando, para que se vayan dorando uniformemente, o se quemaran por fuera y quedarán crudas por dentro. Una vez doradas reservar al calor.

En la misma cazuela con un poco de aceite dorar la media cebolla cortada en brunoise.

A continuación echad el tomate troceado. Condimentar con sal, pimienta, el azúcar y el zumo de limón. Mezclar y dejar que se cocine unos instantes. Añadir el caldo y colocar encima las alitas. Dejar hervir a fuego lento por espacio de 20 minutos.

Retirar las alitas y reservar al calor.

Reducir la salsa hasta que pierda toda la humedad y os quede una textura de mermelada espesa. Introducir nuevamente las alitas en la salsa y mezclar todo junto unos instantes.

Servir inmediatamente con las cebollas asadas condimentadas con un poco más aceite de oliva si hiciera falta


10 comentarios:

  1. En casa les encantan churruscaditas, me apunto la receta.

    ResponderEliminar
  2. Si Olga en casa también. Estas las hice doradas para que salieran bien en las fotografías, pero son muy ricas con las puntitas y la piel más crujiente, jeje!...
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  3. Como me gustan las alitas y estas se ven deliciosas.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Qué bien quedan así enteras. Y tienen que estar bien sabrosas

    ResponderEliminar
  5. ces ailes doivent être savoureuses et croustillantes j'aime
    bon dimanche

    ResponderEliminar
  6. Que idea tan original para comer alitas de pollo! Me encanta la receta. Con la salsa de tomate y la cebolleta de acompañamiento debe ser todo un manjar! Besos!

    ResponderEliminar
  7. Has presentado un plato que me lo comia ya,
    todo lo que lleva me encanta, bssssss.Sefa

    ResponderEliminar
  8. El color doradito que tienen las hace muy apetitosas y es que han de estar ricas, no puede ser de otra manera.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Estas alitas con la salsa que les pusiste tienen que estar estupendas
    besinos

    ResponderEliminar
  10. Que ricas Alba! me encanta la salsita. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.