miércoles, 14 de marzo de 2012

Pollo frito crujiente






El pollo frito es un plato común sin mucha más historia que el toque que cada cocinera le pueda aportar. Sin embargo requiere alguna preparación previa, muy sencilla, que lo puede llegar a convertir en un bocado exquisito.


Para hacerlo necesitamos

1 pollo grande 
2 huevos
1 paquete de 500 g de pan rallado tipo "casero"
6 guindillas 
Agua mineral
Sal
Pimienta negra
Aceite de girasol


Es importante limpiar el pollo de plumas, pieles y grasas, tanto por dentro como por fuera. En definitiva, retirar todo lo que pueda afear o dar mal sabor a la carne.

Trocear a cuartos (retirar el esternón, cuello, y alas para hacer caldo). Cortar de nuevo el pollo literalmente a rodajas de un dedo de grosor. Abrir la parte baja de los muslos, después de haberlos cortado a rodajas. No es necesario deshuesarlo, incluso os puedo decir que me gusta más con hueso, pero si hay alguna astilla, sobre todo en la pechuga, es mejor quitarla.

A continuación introducir la carne en una olla grande cubierta de agua mineral fría y un puñado de sal. Reservar en la nevera durante 12 horas para que suelte toda la sangre y se esponje. Si el pollo es muy grande podéis cambiar el agua una vez.

Este paso es muy necesario para eliminar la sangre y para que la carne esponje y se ponga más tierna.



Y ahora a cocinarlo

- Escurrir y secar cada trozo con un trapo de cocina.

- Condimentar con sal y pimienta.

- Pasar por huevo batido condimentado con un poco de sal, y a continuación por el pan rallado. Debe quedar todo el pollo bien cubierto. Colocarlo en una bandeja sin que se apelotone para que se seque un poco.

Elegir "pan rallado casero". Su textura es algo más gruesa de lo habitual sin llegar a ser del tipo del craker.

Al pan rallado se le puede añadir cualquier especie en polvo que os guste. Si queréis acompañar el pollo con salsas a parte no hace falta más condimento.

- Infusionar las guindillas sin semillas en una sartén amplia, con abundante aceite de girasol*, (cuidad que no se quemen). En cuanto veáis que el aceite empieza a tomar una temperatura elevada ya las podéis retirar. La cantidad dependerá del tamaño de las guindillas y de lo que os guste el picante.

*Prefiero utilizar este tipo de aceite para todas mis frituras porque es más ligero, no añade sabor extra, y se puede conseguir la temperatura óptima.

- No tiene porque haber mucho pan rallado suelto si habéis empapado bien la carne con huevo, pero si así fuera sacudir un poco para que no se ensucie demasiado el aceite.

Para los fritos es preferible usar el aceite de girasol. El aceite de oliva es demasiado pesado y el de otro tipo de semillas puede que no nos cogiera la temperatura suficiente para hacer una buena fritura.

 - Cuando el aceite esté caliente freír primero los trozos más gruesos. Al principio el aceite se arrebata y si empezáis por los más delgados se os quemaran por fuera y por dentro quedarán crudos. A continuación bajar a fuego medio y seguir cocinando hasta que el pollo se dore.

- No es conveniente cocinar muchos trozos a la vez para que el aceite no se enfríe. Lo ideal es mantener el fuego a una temperatura constante.

- Hay que dejar freír el pollo sin mover en ningún momento, cuando veáis la carne dorada le dais la vuelta. La segunda vuelta requiere menos tiempo, hay que procurar que no se seque.

-  Pasar la fritura a una fuente con papel de cocina para que escurra el aceite sobrante.

Estos deliciosos bocaditos, con un ligero sabor picante, y una textura crujiente por fuera se acompañan de ensalada verde o de patatas fritas.





Muchas gracias a Trini, del blog La Cocina de Trini Altea por éste premio. 
Quiero que sepas, querida amiga, que con él has hecho que me sienta muchísimo más integrada en éste bonito círculo de aficionad@s a la cocina al cual pertenecemos.




36 comentarios:

  1. Umm qué pinta más buena...

    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Hola, un pollo muy rico, te acabamos de conocer, nos quedamos por tu blog.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Tiene un aspecto delicioso. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  4. Seguro que ese pollo tiene que estar que se sale ,me imagino crujiente y un poco picantito
    hummm que delicia
    besinos

    ResponderEliminar
  5. Mi niña llevas toda la razón en que a veces un simple pollo puede convertirse en un plato delicates y a ti te ha quedado de vicio,me lo llevo así con este toque picantito¡¡¡
    Un besito enorme preciosa.

    ResponderEliminar
  6. Que cosa más rica de pollo, me lo estoy imaginando crujientito por fuera y jugoso por dentro y se me hace la boca agua. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo quiero un poco para cenar. Tiene una pinta fenomenal. Besos.

    ResponderEliminar
  8. JAJA ..yo hoy tambien pollo ..solo que guisadito ..pero buenisimo ..este tuyo con ese truco del agua mineral ..no lo conocia ...muy interesante ..la verdad es que las fotos se ven realmente buenas .bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  9. felicidades por el premio te lo mereces guapaaa
    En casa les gusta mucho el pollo así, te ha quedado formidable.
    besosss guapaaaa

    ResponderEliminar
  10. holaaaaaa
    saludos desde Turquia amiga

    http://laracroft3.skynetblogs.be
    http://lunatic.skynetblogs.be

    ResponderEliminar
  11. De esto nedesitaba un plato grande, que bueno

    ResponderEliminar
  12. Me encanta el pollo rebozado, aunque yo le quitaría todos los huesos, será por pereza, habrá que seguir el consejo de dejarlo en agua.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Una receta perfecta para mi familia!

    ResponderEliminar
  14. Una idea genial! con un poco de ali oli se me saltarían las lágrimas... ;)

    ResponderEliminar
  15. Lo primero, enhorabuena por el premio.
    Estos bocaditos de pollo tienen que ser algo delicioso, tan crujientes y con su pizca de picante. Habrá que probarlos.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. vas a ser super famosa rápido pues a quién no le gusta el pollo frito!....jejeje!

    Saludos desde Argentina desde mi blog de NUTRICIÓN
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. Enhorabuena por tu premio guapa!....y de seguro que ya no queda ni un trozo!!....imagino la ola te hacen cuando los ven!!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  18. Menudo pollo!! Lo de la salmuera es muy bueno para que (como tú dices) esponje. También puedes inyectarsela al pollo como si fuera una medicina y los resultados son aún más espectaculares.

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Se ve tan crujientito y dorado que apetece atravesar la pantalla y sentarse a tu mesa a la de ya :)

    Felicidades por el premio guapa.

    Besinos.

    ResponderEliminar
  20. Bueno no,buenisimo!A mis hijos les encanta...y a mi, tambien.
    Besets.

    ResponderEliminar
  21. Este plato está que cruje y si lo pruebo, ¡no te digo nada! porque no quedaría nada en el plato. Felicidades. Saludos

    ResponderEliminar
  22. Que rico Blue! no sabia de esta preparación tan original tiene que estar delicioso. Felicidades por el premio. Besos

    ResponderEliminar
  23. trae paca un trozo niñaaaa

    ResponderEliminar
  24. Al rico pollo!!!!! que bueno!!!!! con una cervecita bien fría......rico, rico!!!!! un besito

    ResponderEliminar
  25. Alba, acabo de aprender algo nuevo. No cabe duda que haciendo eso que tu nos dices de dejar el pollo limpio en ese adobo debe esponjarse y quedar sobrosísimo.
    Tomo nota.
    Un besín y hasta prontoooo!
    rosa

    ResponderEliminar
  26. Hola BlueLady. El pollo lo suelo preparar en salsa o al horno. Hecho de esta manera no lo he probado pero por el aspecto que tiene debe estar de rechupete. Tostadito y crujiente. Fabuloso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. No sabía lo del agua y 12 horas al frigo, lo probaré la próxima vez que prepare pollo. La verdad es que es un plato simple pero es delicioso.

    ResponderEliminar
  28. Enhorabuena por ese merecidísimo premio!!! Vaya pollo frito rico, que pinta más buena. Vamos que me ha entrado unas ganas de pollo frito. Besos.

    ResponderEliminar
  29. Hola,
    Acabamos de lanzar el sitio de recetas Todareceta.es. He visto que tienes recetas ricas en tu blog (http://cosas-mias-y-demas.blogspot.com/) y te recomiendo que visites el Top blogs de recetas: http://www.todareceta.es/top-blogs-de-recetas.

    Si quieres tener tu blog en nuestro ranking puedes añadirlo en http://www.todareceta.es/apuntate-en-top-blogs-de-recetas. Indexamos tus recetas del blog y nuestras visitas podrán encontrar tus recetas en nuestro motor de búsqueda.

    Para más información puedes contactarme en:
    pauline@todareceta.es

    Atentamente,
    Pauline
    Todareceta.es

    ResponderEliminar
  30. Me encanta, tiene que estar de angustia.

    ResponderEliminar
  31. Yo lo prefiero deshuesado, pero de cualquier forma es una de las formas que más me gustan para comer el pollo.
    ¡MUAC!

    ResponderEliminar
  32. ¿guindillas? mmm, picantón! que rico!

    ResponderEliminar
  33. Blue, que bueno lo del agua fría con sal!!!!..tomo nota y lo haré sin duda!!!
    muchos besitos linda!!!!

    ResponderEliminar
  34. ¡Anda que truco mas bueno el del agua fria con sal!.
    Este es un plato para quitarse el frio eh, chavalica?. Eso de de las guindillas...
    Jajajajaja.
    Me ha gustado mucho la idea y el truqui!.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  35. Que delicia de pollo, me lo apunto y lo pondrén en agua mineral con sal y te cuento...Besos.

    ResponderEliminar
  36. Estupenda receta facil, y riquisima, me la apunto para tomar un dia de estos que seguro que con mis hijos triunfo, me quedo por aqui curioseando, que estoy disfrutando un rato, un beso

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.