viernes, 12 de febrero de 2016

Pato con ciruelas y manzanas









 "Para los amantes de la carne de pato". Eso es lo que pensé cuando probé esta receta. Tengo que decir que me gusta mucho el magret o el pato laqueado de la cocina oriental, pero reconozco que la salsita que acompaña al plato de hoy es deliciosa y aunque solo sea por eso ya ha valido la pena tomarse la molestia en hacerla.

En el conjunto predomina el sabor del anis estrellado y la canela. Dos especias que hay que usar con mucha moderación. No obstante unidas a la piel de naranja confieren a la carne un sabor fresco y diferente.

Ingredientes para 4 personas

4 muslos de Pato Barbarie fresco
2 zanahorias pequeñas
2 cebollas grandes (400 g)
1 puerro (la parte blanca)
1/2 vaso de moscatel (de los de vino)
1 l. de caldo de ave desengrasado
La piel de una naranja mediana
1 rama de canela pequeña
10 g de anis estrellado (1 o 2 unidades)
16 ciruelas pasas sin hueso
Limón
2 manzanas 
Pimienta negra
Sal
Mantequilla
Aceite de oliva



Limpiar los muslos de restos de plumas, pieles, o grasa sobrante que pudieran afear la presentación del plato. Secar bien con un paño de cocina y salpimentar.

Dorar en aceite de oliva, a fuego medio, por los dos lados. Retirar.

Cortar la cebolla, el puerro, y la zanahoria. Sofreír a fuego lento hasta que se forme una mermelada de color dorado. 

Añadir el moscatel, la piel de naranja (sin nada de blanco), y las estrellas de anís. Hervir a fuego lento hasta que el alcohol reduzca completamente. 

Transcurridos los diez minutos de hervor ya podéis retirar el anís y la canela. A continuación proseguir la cocción otros treinta minutos aprox. O hasta que el caldo reduzca.

Introducir en el sofrito los muslos de pato. Cubrir con el caldo y hervir hasta que la salsa reduzca y espese el fondo. Si el caldo ya contiene sal esperad hasta que reduzca antes de echar más.

Retirar los muslos y reservar al calor.

Retirar la piel de naranja.

Triturar la salsa. Añadir un poquito más de caldo si lo veis necesario. Rectificar de sal. Añadir una nuez de mantequilla para dar brillo y suavidad a la salsa.

En una sartén con un poco de mantequilla saltead unos gajos de manzana a fuego lento. Es preferible regar los trozos de manzana con unas gotas de limón para que los cortes no ennegrezcan.

En un extremo de la sartén podéis poner a cocinar las ciruelas lo justo para que se calienten un poco. Todo a fuego lento.

Servir caliente con la guarnición de ciruelas y manzana. La salsa también se sirve bien caliente  a parte. He acompañado el plato con patatas hervidas al vapor para aprovechar mejor la salsa.

Muy rico y sin duda alguna diferente.

6 comentarios:

  1. Me encanta el pato!! la guarnición es de fiesta total, auténtica delicia!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Alba. He de decirte que no soy un amante de la carne de pato jj. lo he comido en contadas ocasiones y porque no tenía otra opción jj. Pero de lo que puedes estar segura es de que de la salsa que lo acompaña iba a dar buena cuenta porque tiene que estar tentadora, tanto que hasta me comería uno de esos muslos, seguro que cambiaría de opinión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Desdeluego que la salsa es una delicia y aunque no sea con pato puede degustarse con otro tipo de carne . Meha encantado Alba !
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Uuummm que rico el pato me encanta yo lo como en contadisimas ocasiones, asi tiene que estar de muerte relenta de buena gana daba cuenta de un plato se ve divinisimo.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Alba! Después de tu extenso comentario (¡que ha sido más que bienvenido!) tenía que conocer a quién estaba detrás. No conocía tu blog, así que voy a aprovechar y dar una vuelta por él :P

    A pesar de que me encanta el pato nunca he probado a hacerlo en casa. Me pasa como el conejo, que son dos tipos de carne a los que (tontamente) les tengo un poco de respeto a la hora de cocinarlas.

    Por cierto, no sé si habrás probado el helado de calabaza (tengo una receta en el blog pero imagino que por la web habrá muchísima variedad). Lo decía porque si te gustó el sabor de la crema de la tarta, debes probar la calabaza en helado... aiins, ¡qué rica!

    ¡Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana, gracias por pasarte por aquí. Voy a ver el helado ahora mismo.

      Otro beso para ti.

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.