sábado, 21 de septiembre de 2013

Albóndigas de patata con champiñones




  
Con unas buenas patatas harinosas, cebolla, y unos champiñones frescos podéis hacer unos bocaditos de patata deliciosos. Dependiendo del tamaño se pueden tomar como aperitivo o como entrante acompañados de ensalada del tiempo.

Si queréis presentarlas como un pica-pica en una brocheta, con un par de albóndigas y unos tomates sherry, las podéis condimentar con una salsa picante hecha con guindilla, ajos, aceite de oliva, sal y unas gotitas de vinagre de módena, todo macerado durante unas horas.


Ingredientes para 12 albóndigas

500 g de patatas de calidad harinosas
Una bandeja pequeña de champiñones frescos
1 cebolla pequeña
2 huevos grandes
Harina de trigo
Pan rallado
Perejil fresco
Pimienta negra de molinillo
Aceite de oliva
Sal


Lavar las patatas con un cepillo y hervir enteras con su piel hasta que estén completamente cocidas.

Pelar antes de que se enfríen del todo. 

A continuación aplastar las patatas con un tenedor hasta formar un puré fino. Añadir una yema de huevo. Sazonar con sal y pimienta, y trabajar un poco más el puré para que se integre todo. Probar de condimento, no debe quedar soso.

Quitar el pie a los champiñones. Pasar un papel de cocina por la superficie para eliminar los restos de tierra, si la tuviera, Si están muy sucios pasar ligeramente por el grifo del agua corriente y secar bien.

Cortar la cebolla en brunoise y a continuación hacer lo mismo con los champiñones.

Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén amplia y sofreír la cebolla; cuando esté dorada añadir los champiñones. Para que queden al dente no deben tocar mucho tiempo la superficie de la sartén ni deben amontonarse o se pocharán. Subir el fuego al máximo y voltear sin parar los champiñones con dos espátulas hasta que cambien a un color más oscuro. (Si se doran un poco mejor). Condimentar con sal, pimienta negra, y perejil fresco picado.

Para hacer las bolitas, coger el equivalente a una cucharada sopera colmada de puré de patata. Colocarla encima del hueco de la mano aplastando ligeramente la masa. Colocar en el centro dos cucharaditas colmadas de picadillo de champiñones. Ahuecar un poco la mano y ayudaos con los dedos para cerrar la albóndiga. No os preocupéis es mucho más fácil que hacer croquetas.

Guardar durante una hora en la nevera para que cojan consistencia antes de rebozar.

Batir el huevo, al que le podéis añadir la clara del huevo que le habéis echado al puré. Condimentar con sal.

Pasar las bolitas por harina blanca, huevo batido y pan rallado. Freír en abundante aceite de oliva y escurrir encima de un poco de papel de cocina.

Si las hacéis en freidora tomarán un color más uniforme. Si las hacéis en sartén procurar que el aceite mantenga la temperatura para que no se abran.


14 comentarios:

  1. Me gustan este tipo de aperitivos, aunque suelo ponerlos más de entrante, encontrarse la sorpresa de los champis en el interior ha de ser muy agradable.
    Besos guapetona!

    ResponderEliminar
  2. Caray, qué rico!! se hace la boca agua. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Alba ,que ricas estas albondigas con sorpresa ,te quedaron deliciosas
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  4. esto es un plato riquisimo con el q sorprenderas en la mesa. se ve delicioso.

    ResponderEliminar
  5. Mira que hago veces estas albóndigas o en croquetas pero me ha
    encantado tu receta, asi que me la llevo, bssss.Sefa

    ResponderEliminar
  6. Qué delicia de bolitas y la presentación no puede ser más incitante. Veo que vuelves con las pilas bien cargadas de lo cual nos aprovecharemos todos tus lectores.
    Alba, hice (ya varias veces) y publiqué tu bizcocho de zanahoria. Una verdadera delicia como todas tus recetas, dicho sea de paso. Un beso guapísima

    ResponderEliminar
  7. Hola mi niña, veo que has venido con las pilas bien recargadikas...en cuatro días, tres propuestas!!! que REbien!
    Haber a ver, a ver, cual de las tres prepararé primero.
    Un abrazo "Mi Super"

    ResponderEliminar
  8. yo hago unas iguales pero rellenas de queso y jamón.....me quedo con tu idea para la próxima

    ResponderEliminar
  9. Aquí, si van rellanas de carne, las llaman bombas y nos encantan.
    Tengo que probarlas con champiñones que me parecen riquísimas.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  10. Qué buenas las bombas Alicia, son una especialidad que tiene mucho éxito en Barcelona
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  11. Que delicia, da gusto solo de verlassssss.Besos y buenas noches.

    ResponderEliminar
  12. Hola Alba!!!Como va la cosa...por lo que veo de rechupete,menudas albondigas mas ricas te has marcado,y ademas con sorpresa...me encantan!
    Besets.

    ResponderEliminar
  13. Que ricas Alba!! no las he probado con ese relleno así que tomo nota porque me encanta la receta. Besitos

    ResponderEliminar
  14. Hola Alba. Antes he visto unas magdalenas y ahora toca unas bolitas de patatas con sorpresa. ¡Y que rica sorpresa!.
    Ese relleno que le has puesto debe hacer de esas bolitas un bocado exquisito. Sencillamente fabulosas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.