domingo, 24 de julio de 2011

Ajo blanco/Crema de almendras



El ajo blanco, es una sopa fría muy típica de la cocina andaluza y extremeña. Como sucede con el gazpacho o el salmorejo cada cocinero le da su punto, sobre todo en cuanto a las proporciones que determinan el espesor. En este caso la he preparado con una textura de crema espesa.

En la receta tradicional el ajo blanco se hace a mano.

Ingredientes para 4/6 personas ( la versión espesa llena más)

300 g de almendras peladas naturales
200 g de pan sin corteza (en este caso utilicé pan de molde)
750 ml de agua mineral 
2 dientes de ajo
Vinagre de Jerez
100 ml de aceite de oliva 
Sal
Perejil fresco.

ingredientes para 4 personas (la versión líquida es más ligera)

80 g de almendras
100 ml. de aceite de oliva
2 dientes de ajo
120 o 150 g de miga de pan
3 cucharadas de vinagre vino
1 litro de agua
Sal


Modo tradicional

Poner a remojar en agua fría el pan del día anterior.

Una vez cascadas las almendras, se prepara una olla de agua hirviendo y se echan en ella dejándolas en remojo 5 minutos. Colar el agua dejar enfriar ligeramente y proceder a sacarles la piel. 

Machacar los ajos y la sal en un mortero al que se le van añadiendo las almendras.

Una vez hecha la pasta de almendra se le añade el pan bien escurrido y se va añadiendo el aceite que admita, poco a poco, hasta ligarlo todo. Se sazona con vinagre al gusto de cada uno y se diluye con agua fría, hasta conseguir el espesor deseado.

Con robot de cocina

Triturar las almendras hasta convertirlas en polvo, despegarlas del fondo con la ayuda de una espátula. Añadir el pan escurrido del agua de remojo, los ajos y, si es necesario, un poquito de agua fría y seguir triturando el conjunto. Echad el aceite y remover hasta integrarlo por completo (si tenéis esa función en el robot sino triturar a poca velocidad).


A continuación echar el agua fría hasta conseguir el espesor deseado. Sazonar con sal y el vinagre de Jerez al gusto.


Si deseáis una textura más fina pasar la sopa por un colador fino (o el chino). Reservarla en la nevera hasta el momento de servir.




Aliñar con aceite de oliva virgen extra o aceite de perejil fresco.

Al ir a servir es posible que el ajoblanco se haya espesado algo más. Le podéis añadir un poco de agua fría. Probar y, si es necesario, rectificar el condimento.

Tradicionalmente también se acompaña con uva moscatel o trozos de melón.



19 comentarios:

  1. tiene que estar delicioso, no lo he probado nunca, te ha quedado de lujo y ese salmón que rico¡¡¡¡¡¡
    besitoss guapaa

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco lo he probado nunca, pero ya le tengo ganas, porque tiene una pintilla...!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Mira que le tengo ganas a esta receta pero como la textura de las cremas no puedo con ellas no me atrevo. Se ve realmente rica. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Nunca lo he probado y me han hablado tan bien de este plato... este fin de semana probé el gazpacho por primera vez y me encantó.
    Sé tan poco de la gastronomía del Sur... y es muy rica y muy sana.
    Me llevo tu receta, sé que en casa gustará mucho y quiero probarla.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Que rico Blue!! y las fotos me encantan con ese aceite de perejil... que pinta! Besos.

    ResponderEliminar
  6. pues nunca lo he probado.. habra que acerlo

    ResponderEliminar
  7. El otro día me tome uno, que bueno es de lo mejor que se puede tomar, pruebalo con uvas ya es el no va más.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Si jose manuel, lo había pensado, pero las uvas que había en Mercadona no me gustaron, se veían de piel basta; preguntaré en alguna frutería. También dicen que se puede acompañar con melón. Yo no lo había hecho nunca y me pilló un poco desprevenida, la próxima vez tendré la fruta preparada. Lo que si puedo afirmar es que es una sopa riquísima y que la seguiré haciendo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. A qué hora comemos? Me encanta el menú. Tengo que comprar almendras que este año aún no lo he hecho.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  10. Ciao! Che bel blog! Allegro e pieno di ricettine interessanti. Ti seguirò con grande piacere! Baci :-)

    ResponderEliminar
  11. Guapísima! que rico este ajoblanco, soy fan de esta sopa fría, y me encanta tanto la receta original como las variaciones que se hacen de la misma! en veranito: ajoblanco!!!!
    te deseo que pases un feliz verano,yo ya estoy haciendo las maletas! muchos besos

    ResponderEliminar
  12. Tengo que probar este ajoblanco....he probado el gazpacho y me encanta!!....pero ajoblanco....lo he escuchado y nunca lo he probado....creo caera uno de estos dias!!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  13. Foarte interesanta reteta! Felicitari si-o seara placuta!

    ResponderEliminar
  14. hace tiempo que vengo viendo esta cremita, pero nunca la he probado. me la llevo a pendientes, querida. ¡salutes!

    ResponderEliminar
  15. Maravilla de ajoblanco que has preparado y con ese salmón de segundo. Dieta mediterránea cien por cien, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  16. Une soupe pleine de saveurs. J'aime beaucoup.
    A très bientôt.

    ResponderEliminar
  17. Hola! reguapetona!!!!!!! cuánto tiempo sin venir por aquí, eh? es que estoy aisladísima, jopé! y este mes de vacaciones, aunque no me vaya a ningún sitio (Alberto trabaja), intentaré "pasar" al máximo del ordenador... jejejeje.
    Me ha encantado el ajoblanco, yo nunca lo he hecho, pero ahora, con el tema de la dieta, mejor evitar las almendras y tirar por el gazpacho (sin pan), que es más "apto".... jajaja...
    Muchas gracias por tus ánimos con las obras de mi cocina, la verdad es que me ha encantado compartirlo con vosotros y que me pudiérais dar cada uno vuestra opinión. Al final... silestone y el bolsillo temblando, pero en fin, quedará preciosa, seguro!

    Un besote enorme, y si no vuelvo a pasarme... que tengas felices vacaciones!!!!!

    ResponderEliminar
  18. No te preocupes por el flash, BlueLady! Se aprecia perfectamente lo rico que debe estar! Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Mi chico lo probó cuando estuvo en Andalucía y le encantó. Tendré que probarla yo también...

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.