domingo, 17 de junio de 2018

Canelones de calabacín y lentejas








Ves una fotografía de un plato que te gusta lees la receta y terminas por tunearla para adaptarla a tus gustos ¿A que os ha pasado?. Ya lo imaginaba. El caso es que después de probar esta ensalada tal cual la veis, todavía añadí huevo duro al relleno porque me faltaba algo más.  Y entonces si, que si... ¡Quedo perfecta!. Así es la cocina, si lo deseamos siempre hay tiempo para rectificar.

Quiero recordar que en este tipo de platos es importante elegir hortalizas frescas a ser posible con sabor.

Los ingredientes son para seis personas pero si solo sois cuatro restad un calabacín. Reducir las lentejas a un bote pequeño. Dividir por dos el resto de productos frescos.


Ingredientes para seis personas

3 calabacines medianos
1 bote de lentejas cocidas pardinas (400 g)
1 bote pequeño de maíz cocido
2 aguacates medianos maduros
2 tomates medianos 
2 huevos duros
1/2 cebolla tierna 
Ralladura de 1 limón
El zumo de 1/2 limón
Pimienta negra
Perejil seco o fresco
Sal

Para la mayonesa

1 huevo grande
Aceite de girasol
el zumo de 1/2 limón
Sal


Para el aliño

100 ml de aceite de oliva virgen extra
30 ml de vinagre de manzana o de vino blanco
Sal


Cortar el calabacín a tiras finas (pero no transparentes) y blanquear durante tres minutos en agua hirviendo con sal. Escurrir y dejar secar sobre un paño limpio.

Para l@as que no tengan claro como blanquear las hortalizas, solo dejar que el agua hierva. Condimentar con sal. Echar las tiras de calabacín y tapar. Apagar el fuego inmediatamente. Contar tres minutos de reloj y escurrir. Si las dejáis más tiempo se ablandarán demasiado. Si son muy finas se desharán. Las hojas verdes y las vainas, después del blanqueado, se escurren y se introducen en agua con hielo para que conserven todo su color. Luego se escurren y ya están listas para usar.

Hacer la vinagreta. Deshacer la sal con el vinagre y añadir el aceite. Mezclar bien hasta emulsionar y dejar reposar.

Rallar la piel del limón del cual vais a extraer el zumo. Reservar.

Hervir los huevos duros. Contar 10 minutos después de que el agua empiece a hervir. Escurrir, pasar por agua fría y retirar las cáscaras. Picar fino. 

Hacer la mayonesa al limón. Poner el huevo en un recipiente hondo. Añadir sal y el zumo de medio limón. Añadir el aceite hasta cubrir las cuchillas, (hasta la base del mango de la varilla). Batir sin levantar el brazo hasta que la mezcla espese. Si todavía os queda líquida añadir más aceite y seguir batiendo.

Verter las lentejas en un colador. Pasar por agua corriente y dejar que escurra el exceso de humedad.

Mientras tanto pelaremos el tomate que tiene que estar maduro pero firme. Trocear a dados pequeños y escurrir el jugo en un colador.

Cortar a brunoise fina la cebolla tierna.

Pelar los aguacates y trocear en un plato. Condimentar con un poco de zumo de limón para que no ennegrezcan. Aplastar groseramente con un tenedor. Condimentar con un poco de sal.

En un bol, mezclar las lentejas, tomate, cebolla y el aguacate. Añadir también el maíz escurrido y el huevo duro. Mezclar con cuidado. Aliñar con la vinagreta suave, a cucharadas, solo a medida que la mezcla la vaya absorbiendo. Condimentar con pimienta negra y perejil picado. 




Colocar las tiras de calabacín sobre un papel film. Inicialmente pensé poner seis por persona, pero creo que con cuatro es suficiente. 

Distribuir el relleno por encima y ayudaros del papel film para enrollar las tiras de calabacín.

Colocar directamente en los platos de servir o en una bandeja grande.

Condimentar por encima con la ralladua de limón. Adornar con unos hilos de mayonesa. El resto se sirve en un recipiente a parte.

Observaciones: Con los restos de calabacín se puede hacer tortilla o añadir a una salsa boloñesa.


Aquí otra ensalada de lentejas que os puede gustar hacer

¡Qué aproveche! 

3 comentarios:

  1. No solo se ve bueno, también te ha quedado muy bonito. Solo al ver el colorido ya apetece probarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprendió, porque suelo hacer la ensalada de lentejas con pimiento rojo, cebolla, atún, tomate... Y esta mezcla es distinta y el toque crujiente del calabacín muy agradable. Ya se queda en casa para siempre. Besos Ana.

      Eliminar
  2. Une recette originale et qui semble délicieuse. Bravo.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.