sábado, 22 de abril de 2017

Endivias con vinagreta de avellanas





Me he dado cuenta de que en mi afán de publicar platos distintos, de manera inconsciente, voy dejando de lado aquellas preparaciones que utilizo con más frecuencia. Además algunas son tan simples que parece que no merezca la pena ir a por la cámara de fotos y todo el trabajo posterior que conlleva. Sin embargo hoy he pensado que si a mi me resultan útiles ¿Por qué no le pueden servir a otra persona?

Claro que a mi me gustan las endivias de todas las maneras posibles. Las preparo con anchoas, con salsa de queso roquefort, guisadas, o en ensalada. Como podéis ver, cuando llega el buen tiempo, también la tomo como guarnición de la pechuga del pollo al horno que hago en casa. Con cada bocado voy mezclando trocitos de carne tíbia con otro de endivia aliñada con la vinagreta de avellanas y ñam ñam!.. Porque aunque siempre elijo el pollo tierno, ya se sabe que la pechuga es algo más seca y con esta combinación está, sencillamente, genial, Si sois de las mías probar a ver que os parece



Ingredientes (cantidades a vuestro gusto)

Endivias
Avellanas tostadas
Ajo
Vinagre de vino blanco suave
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Es preferible preparar la vinagreta con treinta minutos de antelación como mínimo. 

Poner sal en el mortero y aplastar los dientes de ajo hasta formar una pasta. 

Añadir 1/3 de las avellanas que queráis utilizar y picar hasta convertir en polvo.

Introducir en el mortero, de poco a poco, el resto de las avellanas. Picar groseramente.

Añadir el vinagre. Mezclar.

Por último añadir el aceite. Emulsionar bien y comprobar el condimento por si hubiera que rectificar. Dejar reposar a temperatura ambiente.

Para una vinagreta suave las proporciones son las siguientes:

50 ml de vinagre + 125 ml de aceite

El resto es muy fácil. Retirar las hojas de las endivias que presenten imperfecciones. Limpiar con un papel de cocina. También las podéis pasar rápidamente por debajo del grifo del agua, con el cogollo hacia abajo, y a continuación secar bien.

Cortar a tiras largas. Distribuir en una bandeja de servir y condimentar con parte de la vinagreta. El resto verter en un recipiente y que cada cual se sirva a gusto.




 ¡Qué aproveche!

6 comentarios:

  1. Muy buena pinta tiene estas endivias y esa vinagreta es de lujo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué ricas Alba! A mí también me encantan las endivias ¡hasta a la plancha! Con esta vinagreta y la combinación que haces con la pechugita, deben estar de lujo. BSS guapa!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta!! a mi me gustan mucho las endivias, lo que no consigo es que me gusten cocinadas, al horno o cosas asi, me gustan tal cual, y con esa vinagreta es un plato de diez!!

    ResponderEliminar
  4. Qué deliciosa manera de comerlas!!!un beso

    ResponderEliminar
  5. A mi me gusta ese gustillo amargi de las endivias, esa vinagreta tiene que alegrarlas mucho con las avellanas. Es una buena idea.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Un plato estupendo. Las probaré así un día de estos. Abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.