viernes, 31 de julio de 2015

Sandwich de jamón, queso y beicon




Para hacer este sandwich me he inspirado en el famoso "Sandwich clubhouse americano" aunque el mio difiera del original en algunos detalles que para los puristas son terriblemente importantes; la cocina tiene esos pequeños matices que la hacen aún mucho más interesante jeje!..


Muchos sandwiches tienen nombre, apellido y receta pero en general se hacen con lo que se tenga en el frigorífico que pueda ser susceptible de ser degustado entre dos rebanadas de pan. 

Lo más habitual en los hogares ingleses y americanos es tener un congelador provisto de todo tipo de alimentos precocinados listos para calentar en el microondas o en el horno. Pero los embutidos, carnes frías, pescado o la pasta prefabricada para untar también son opciones para tomar al mediodía, o como cena, entre dos rebanadas de pan ¡Y se quedan tan anchos!.. 

Los ingleses no fueron los primeros en poner un alimento cárnico, o de otro tipo, entre dos rebanadas de pan pero si fueron los que le dieron un nombre que ha traspasado fronteras. Así cuando oímos decir "sandwich" la primera imagen que aparece en nuestra cabeza es un emparedado hecho con pan inglés de molde. Aunque, naturalmente, también se hace con otro tipo de pan. En los doorstops, por ejemplo, se emplea pan blanco pero muchas veces también pan moreno de hogaza e incluso de baguette.

Los doorstops son sandwiches hechos solo con dos rebanadas de pan, ¡Pero qué rebanadas! Suelen tener el triple de grosor que las standard. También el relleno es muy abundante; más o menos de cuatro o cinco capas de alimentos tipo embutidos variados, carne, pescado y algún producto de huerta. Es decir, todo lo que se os ocurra.

Sin embargo los sandwiches ingleses más comunes son los de carne asada, ensalada de pollo o de jamón de York picado. También se usan mayonesas de distintos sabores como la de gambas, atún, marmite (una pasta hecha con levadura de cerveza). Es muy popular la pasta para untar hecha de encurtidos, zanahoria y mayonesa. Y como olvidar la mantequilla y la mermelada de fruta...

Personalmente me gustan mucho los de pepino y jamón de York que en casa personalizo sustituyendo la pasta para sandwich por queso fresco de untar. Pero en esta ocasión he preparado otro de mis preferidos en el que creo que los distintos ingredientes y sabores combinan perfectamente bien entre ellos.

Un buen pan de molde, (que puede ser de mayor tamaño que el habitual) -  Queso Cheddar, imprescindible en este sandwich, sin su sabor nada sería lo mismo -   Panceta curada natural. Jamón de York natural (no fiambre) -  Tomate de huerta, -  Lechuga fresca -  Mayonesa suave.

Lo hago así:

Untar el pan con un poquito de mantequilla antes de pasar por la plancha, le da un sabor divino. Yo solo tuesto la base y la tapa del sandwich. A continuación se unta el interior de las tres rebanadas de pan con una capa fina de mayonesa. Es mejor tostar el pan a última hora, después de tener todos los demás ingredientes cortados y preparados.

El queso a temperatura ambiente. Mucho mejor, así se nota más el sabor.

La lechuga bien limpia y sobre todo bien escurrida.

El tomate de huerta, sin piel y cortado a dados. Si os apetece lo podéis condimentar con un poquitín de sal y pimienta.

El beicon a la plancha, hecho en su propia grasa.

A veces se sirve cortado por la mitad, o en cuatro pedazos. Si lo queréis cortar fijad el sandwich con un palillo largo para que no se desmorone al primer corte.

Servir recién hecho.

¡Qué aproveche!

2 comentarios:

  1. Siempre nos sacan de apuro. Eso sí, no engordan si el pan es de poco grosor y lleva dentro verduras, carnes magras y lácteos descremados; convirtiéndose así en una cena o almuerzo nutricionalmente completo.
    Besos Alba, hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/07/lo-que-hay-que-saber-sobre-dietas.html

    ResponderEliminar
  2. Que rico Alba! tiene una pinta maravillosa. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.