viernes, 12 de abril de 2013

Carpaccio de emperador




Primera condición: Para hacer cualquier marinado, sea éste de carne o de pescado, se requiere una materia prima muy fresca sin excusa alguna.

Antes de utilizar el pescado congelarlo durante 48 horas, si tenéis un frigorífico de cuatro estrellas, y una semana en uno de tres. Es imprescindible ese paso para evitar al molesto anisakis, un parásito que vive en el interior de los pescados, y que puede ser causa de problemas intestinales. 

Transcurrido el tiempo, dejar descongelar dentro de la nevera. Antes de que esté descongelado del todo cortar a filetes muy finos; de esa manera os será más fácil, y además no se romperán tanto.

Los marinados necesitan de algún líquido, hierbas aromáticas, hortalizas y especias para ablandar, conservar, y potenciar su sabor. Una vez se tiene el pescado listo son sencillos y rápidos de preparar. 

Los pescados que dan buenos resultados para marinar y además son fáciles de encontrar en el mercado son el salmón, atún, arenque, rape, mero, pez espada, gambas, emperador...

He variado un poco la presentación clásica. En lugar de cortarlo a filetes finos he preferido hacerlo a tiras largas para que se viera el acompañamiento, pero si lo queréis servir en un plato podéis seguir la norma. Ponéis rodajas muy finas de pepino y naranja en la base del plato, y encima los filetes de emperador marinados. Lo aliñáis con zumo de naranja, aceite de oliva, sal, pimienta y perejil fresco picadito y listo.

El motivo de haber "montado" el carpaccio encima de pan negro es porque es una combinación que me gusta y he querido compartirla con vosotr@s. 

Tengo que deciros que al pan negro le quedan muy bien los ahumados de todo tipo, tanto pescados, como embutidos blandos. Por ejemplo, los arenques, el salmón, el bacalao, el jamón canario, el salami tipo alemán. Yo lo suelo untar con una capa fina de mantequilla, está mucho mejor.
Cuando encuentro pechuga de pavo natural "ahumada" me hago un montadito con mantequilla y pepinillos agridulces cortados a tiras (los del Lidl son ideales).


Ingredientes para 4 personas

400 g de filetes de emperador muy finos
2 naranjas medianas bien frescas
2 limas
1 pepino grande
2 cucharadas de eneldo
Perejil fresco
1 paquete de pan negro (opcional)
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra de molinillo
Sal

Verter en un bol 3 cucharadas de aceite de oliva, el zumo de las limas, sal, pimienta y una cucharada de eneldo picado. Mezclar todo. 

Cortar en finas láminas el emperador, y cubrir con el jugo de lima y las especias. Mezclar bien y tapar con un papel film. Dejar reposar en la nevera un mínimo de 30 minutos para que el pescado tome el sabor de la marinada. Si lo podéis hacer con 2 o 3 horas de antelación, o de un día para otro, mucho mejor.

Pelar el pepino, abrir y quitar las pepitas. Cortar a pequeños dados. Pelar en vivo las naranjas y cortar a dados.

Poner todo en un bol, y condimentar con sal, abundante pimienta, eneldo, aceite de oliva, y perejil fresco picado.

Servir encima de rebanadas de pan negro, intercalando una capa hortalizas con una de pescado. Aliñad por encima con el jugo de la marinada.



25 comentarios:

  1. Que delicia de tosta y qué bonita se ve. En este tipo de platos (bueno y en todos) la vista juega un papel fundamental y la verdad es que has logrado una presentación divina.
    Que tengas un feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Alba, en casa nos encanta el carpaccio, el otro día tomamos uno de salmonetes que estaba muy suave y rico. Te ha quedado estupendo me encanta la presentación el el pan. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tiene un aspecto delicioso y el pan me parece una maravilla.
    Besinos

    ResponderEliminar
  4. Me parece que esto debe de estar divino, se ve espectacular, por el pan y por todo lo que lleva.

    ResponderEliminar
  5. No he probado el emperador de esta manera, pero miro tus fotos y de ganas le pegaría un buen bocado, con ese pan tan bueno. Las fotos son preciosas.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla ALba,como siempre un 10!!!!besitos linda

    ResponderEliminar
  7. Que delicia de plato! la presentación de diez...me encanta con el pan negro.Besos

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no se yo si "crudo" podría tomarlo, eso sí, con cualquier ahumado lo que quieras.
    Aunque reconozco que la presentación del plato es impresionante.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  9. El pan es de mis preferidos Alba, aunque en casa no nos gustan este tipo de preparaciones, me gusta verlas y mejor presentación no podrías haber hecho !!!
    Que pases un feliz domingo.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  10. No soy mucho de carpaccios ,pero este tuyo se ve buenisimo y estupendamente presentado ,me gusta
    besinos

    ResponderEliminar
  11. Un aperitivo muy rico que me llevo, bssssss.sefa

    ResponderEliminar
  12. Que delicia....ya no puedo comer el pescado asi....me vino una alergia que casi me voy al otro lado....no fue el anisakis....no se lo que fue.....pero esos pescados asi me encantaban.....con eneldo ha de estar delicioso!!....que bueno se ve.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  13. Se ve irresistible me encanta el pescado muy muy rico,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
  14. no sé si me atrevería con carpaccio de emperador, uff... primero pruebo con otro pescado. Besos

    ResponderEliminar
  15. INcreible. La verdad es que queda de lujo, de vicio, estas preparaciones me chiflan!!!! bsss

    ResponderEliminar
  16. A las que sois algo reticentes a comer pescado crudo, tengo que deciros que después del marinado apenas se nota que no está cocinado.
    Un beso enorme a todas.

    ResponderEliminar
  17. Pues que buena idea, poruqe me encantan los carpaccio y nunca lo he hecho con emperador! lo probaré! un beso guapa

    ResponderEliminar
  18. Adoro los carpaccios y el de emperador hace mucho que no lo hago, me has dado una gran idea para hacer, ya que estoy a dieta y me viene de maravilla. Te ha quedado estupendo!

    ResponderEliminar
  19. Me encanta Alba,las fotos estan para morderlas...que lastima que no se pueda.
    Besets.

    ResponderEliminar
  20. De la fraîcheur et beaucoup de saveurs. Un plat exquis. J'aime beaucoup.
    A bientôt

    ResponderEliminar
  21. Hola Alba. Te has dejado una pepita en un trozo de pepino jj. Aunque es cierto te lo digo en plan de broma ya que yo nunca me he entretenido en quitarle las semillas o pepitas a los pepinos jj yo los pelo los abro por la mitad o los corto en rodajas, sal, aceite y listo para comer jj. Lo tendré en cuenta para otra vez que lo haga.
    Suelo utilizar mucho un familiar de este pescado, el pez espada, es un pescado que nos gusta mucho a todos además con la ventaja de que no tiene espinas.
    Nunca he preparado un carpaccio ni de pescado ni de carne pero lo he comido muchas veces y me ha gustado, especialmente el de pescado, así que este que has preparado tengo la completa seguridad que me encantaría y que si me dejarás me comería un para de rodajas dobles, claro está, de este carpaccio porque su aspecto es extraordinario y sin duda estará para chuparse los dedos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Alba es que también el nombre suena así como muy importante, bueno, rico, etc.
    Que rico se ve e irresistible hasta para los que nos gusta poco el pescado.

    ResponderEliminar
  23. une assiette divine et beaucoup de saveurs bravo
    bon vendredi

    ResponderEliminar
  24. Si os gusta el carpaccio de pescado no tengáis reparos en hacerlo con emperador a pesar de su sabor tan peculiar. Con el marinado se suaviza bastante.
    Un beso a to@as.

    ResponderEliminar
  25. Todo un lujo Alba. La mezcla de sabores, junto con ese pan negro, tiene que ser un bocado exquisito.

    Un besín.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.