lunes, 11 de junio de 2012

Calamares al gratén de cebollas caramelizadas




Hace días publiqué una receta muy sencilla de sepia a la plancha. Al ver que, a pesar del tiempo transcurrido, se sigue manteniendo entre las favoritas he pensado en hacer unos calamares con la misma técnica pero acompañados de guarnición.

Si encontráis en el mercado calamares frescos probar a hacerla no es defraudará.

Ingredientes

2 calamares por persona
1 patata mediana por persona
Cebollas (1/2 cebolla mediana para cada calamar)
Vino blanco de mesa (un chorrito, dependiendo de la cantidad de cebolla)
Ajos (1 diente de ajo pequeño por cada cebolla)
Perejil fresco
Pan rallado
Pimentón dulce (opcional)
Sal
Aceite de oliva

Limpiar y secar con papel de cocina los calamares. Pelar las patatas. Lavar y secar bien y cortar a rodajas gruesas.

Cortar las cebollas bien finas. Picar el ajo y el perejil fresco.

Calentar aceite en una sartén y freír en él las patatas sin que queden excesivamente doradas. Escurrir y distribuir en una fuente para horno. Condimentar con un poco de sal.

También se pueden cortar a rodajas, cocer al vapor, y a continuación marcar en una sartén con un poco de aceite.

Poner aceite de oliva en una sartén y pochar las cebollas a fuego lento. Cuando cambien de color echar la picada de ajo y seguir cocinando hasta que se doren pero sin quemarse. Condimentar con sal y el perejil picado. Echar un chorrito de vino blanco y evaporar completamente.

Calentar a fuego fuerte una sartén con unas gotas de aceite. Saltear en él los calamares 2 o 3 minutos. Cuando veáis que cambian de color (si la sartén está lo bastante caliente se doraran ligeramente), condimentar con un poco de sal y reservar.

Poner los calamares encima del lecho de patatas, y sobre ellos unas cucharadas de cebolla confitada y un chorro de aceite de oliva. Espolvorear con un poco de pan rallado y gratinar al horno 5 minutos.

Si no tenéis grill, hacerlos en el horno a 250º unos 8 minutos, vigilando para que no se quemen.

Si habéis elegido poner el pimentón.-

Mientras tanto poner un poco de aceite en la sartén con los restos de haber dorado la cebolla y calentar un poco. Añadir una punta de cuchara de pimentón y remover para que se sofría un instante. Retirar del fuego para que no se queme.

Distribuir los calamares y las patatas en el plato y condimentar por encima con el aceite de pimentón.

Servir bien caliente.


20 comentarios:

  1. Una maravilla de receta. Que tengas una linda semana!

    ResponderEliminar
  2. mi preciosisima Bl;ue, wow cuanta delicia en un solo plato, y es que me muero viendo y reviendo esa primera foto, es que se sale de la pantalla, ya quisiera yo estar ahi para comer esa delicia, pero te digo. creo que ahi en el congelador tengo algo de calamares, a ver si me los prepara un dia de estos.
    Perdona mi amiga que te tenga tan abandonada, yo aqui entre una cosa y la otra, ya no doy abasto
    Te mando un fuerte abrazo y muchas bendiciones

    ResponderEliminar
  3. Que pinta esos calamares!! me encanta como los has preparado, tomo nota. Besos

    ResponderEliminar
  4. Que receta mas buena y que pinta tienen ,pena no poder meter el tenedor en la pantalla para probarlos hummm
    besinos

    ResponderEliminar
  5. Me la apunto para hacer prontito. Me parece una receta estupenda, fácil, sana, apetecible. Con las fotos cada día te superas más.
    Un besito
    rosa

    ResponderEliminar
  6. Como de costumbre, nos brindas una idea estupenda y tan apetecible que en cuanto llegue a casa y pueda comprarlos frescos como recomiendas lo voy a preparar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. ¿Te puedes creer que acabo de comer y aún así estoy babeando????.
    ¡Que rico y que buena pinta!!!.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  8. Se me hace la boca agua. Me encantan los calamares a la plancha. Y estos te han quedado con una pinta fabulosa.
    Besos,
    Vero

    ResponderEliminar
  9. wooooow! que plato! me encantó! no tengo muchas recetas de calamares, no varío mucho su forma de cocción. me gusta esta receta!!! me la llevo!

    ResponderEliminar
  10. Que buenos¡¡¡me encantan.

    ResponderEliminar
  11. A mi es que me encantan los calamares esta receta esta de maravilla. Tengo calamares en la nevera y pondré en practica tu receta gracias por compartirla.
    Feliz tarde...

    ResponderEliminar
  12. Los calamares frescos me encanta simplemente a la plancha. Con esa cebolla han de estar estupendos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Como te envidio esos calamares frescos....aca solo llegan congelados....lo intentare,....delicioso guapa!!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  14. mmmmmm, que ricosss, es una receta para guardar.
    Pasa buen finde

    ResponderEliminar
  15. Debe de haber muy poca gente a la que no le gusten los calamares. Así, como los has cocinado ...¡¡¡TAMBIÉN ME GUSTAN!!!
    ¡MUAC!

    ResponderEliminar
  16. Que buenos los calamares
    Me encanta cualquier tipo de cefalopodo,y estos tienen una pinta espectacular.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Ufffff, me encantan los calamares, y asi como los has preparado tu , estan para relamerse
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Hola hola Super! vaya viajecito inglis-pitinglis que te has marcado, que suerte la tuya! Yo cuando fuí iva con mi hija, todo fué mercado Camden, más Camden y creo que algo de Camden...vamos para volver.
    Tus calamares... de lujo! yo no tengo mano con este genero marino.
    Un abrazo virtual fuerte fuerte mi niña, seguro que un día nos lo daremos en vivo y en directo.
    A ser feliz hoy y mañana .....
    TAMBIEN!!!!

    ResponderEliminar
  19. moi qui adore le calamar je suis servie, bravo
    bonne journée

    ResponderEliminar
  20. Mi niña vaya delicia de receta,me encanta el calamar y así como lo has preparado debe ser una bendición.
    Un beso enorme preciosa y buen fin de semana.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.