domingo, 20 de noviembre de 2016

Lentejas con confit de pato




Y sigo empleando el confit de pato... Ingrediente que también usé para hacer canelones y que sin ninguna duda repetiré.



La lenteja admite muchas combinaciones de ingredientes y especias pero esta vez no he querido enmascarar el saber de ave y por eso he optado por una base de de hortalizas y hierbas aromáticas al estilo provenzal a la que he añadido un poco de tomate para que, a falta de pimentón, el fondo tuviera un poco más de color. Como resultado he obtenido un plato consistente de sabor suave y nada pesado.


Ingredientes para 4 personas

400 g de lentejas pardinas (no necesitan remojo previo)
1 muslo grande de confit de pato
La grasa del confit
1 cebolla pequeña
1 cebolleta + el tallo verde o la parte blanca de un puerro pequeño
2 zanahorias medianas
1 patata mediana harinosa
3 dientes de ajo
1 tomate pequeño muy maduro
Atadillo de hierbas aromáticas (tomillo, laurel)
Vinagre de manzana
Agua
Sal




- En una cazuela, con la propia grasa del confit, dorar la cebolla y los ajos ligeramente aplastados. Antes de que la cebolla tome color, añadir el tomate picado y sofreír.

- Cuando el tomate empiece a perder humedad introducir la zanahoria y dorar todo a fuego lento. Si veis que el tomate se empieza a pegar en el fondo de la cazuela añadir un poquito de agua para despegar toda la sustancia. Reducir el sofrito al máximo para obtener un fondo que le de más sabor al plato. Condimentar con sal.

- Echar a la cazuela la patata cortada a dados. También la podéis cortar "rompiéndola" para facilitar que espese el caldo. Remover para que la patata se impregne de todos los jugos.

- Cubrir de agua.

- A continuación introducid las lentejas (con el agua fría).  Hervir a fuego lento hasta que estén cocidas. Durante la cocción no remover el guiso con ningún utensilio. En caso de necesidad es preferible mover la cazuela con un ligero vaivén. Condimentar con sal casi al final de la cocción.

- Rescatad los ajos enteros del guiso. Retirad la piel y aplastad la pulpa con un tenedor. Mezclar con el caldo de la cazuela. Retirar el atadillo de hierbas.

-  Escurrid el muslo de pato de su grasa natural. Deshuesad y separad la piel de la carne. Trocead y añadid al guiso dos o tres minutos antes de apagar el fuego, solo para que se caliente.

-  Servir caliente.

- Este guiso se  puede condimentar en el plato con un chorrito de vinagre de manzana.

Observaciones:

- Preparad un cazo con agua caliente por si hay que ir añadiendo algo más de líquido al guiso.

- Si es posible dejad que las lentejas reposen un par de horas antes de servir, cogen muchísimo más sabor.


¡Qué aproveche!




6 comentarios:

  1. Vaya lentejas! Si es un plato de lentejas de lujo con el confit y completas. Me gusta mucho tu receta.
    Un beso y feliz semana. http://paprikaenlacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Hola , seguro que el pato aporta un deliciosos sabor a estas lentejas, se ven deliciosas!! Un beso

    ResponderEliminar
  3. tienen que estar deliciosas, que buenas las lentejas.
    besosss

    ResponderEliminar
  4. Que sepas que me estás tentando con el confit de pato, qué gustosas han de estar estas lentejas!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. que maravilla de plato, el confit me gusta muchisimo , no asi el foie de pato, que no puedo con el, seguro que el plato es para dejarlo como una patena!!

    ResponderEliminar
  6. Con estos ingredientes si da gusto comer lentejas, tienen que estar divinas querida amiga, merece la pena este plato por que la pinta es espectacular. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.