viernes, 26 de octubre de 2012

Sopa de cerveza negra


Warmbiersuppen





Como ya sabéis todas/os El Recetario Mañoso nos propuso como ingrediente para el mes de noviembre la cerveza. Tengo el grandísimo honor de ser la nueva anfitriona del Recetario, y además estar acompañada en ésta aventura, en la que me ha hecho muchísima ilusión colaborar, por una estupenda mentora Wiwith del Blog Cuchiflitos.

Somos ya un montón de coleguillas cocineras/os los que estamos elaborando platos con ésta popular y rica bebida y la verdad es que por la calidad de las/os participantes que se han ido sumando a la iniciativa ¡Esto prometeee! Desde aquí os quiero animar a que aportéis vuestras recetas. Recordar que tenéis de plazo para hacerlo hasta el 12 de noviembre.


 Pensando en algún plato en el que la cerveza destacara por encima de los demás ingredientes recordé la típica sopa que se consume en multitud de países del Norte de Europa. Ya sabéis todas/os que los platos populares nacen muchas veces de la cocina de supervivencia y que por lo tanto iba a parar a la olla el producto que se tuviera a mano en ese mismo momento.

Buscando información he podido comprobar que a las sopas de cerveza se les añade opcionalmente distintas especias, pasas, nata agria, leche, huevos, queso fresco... Pero hay otros que siempre se mantienen constantes, como es el azúcar, canela, limón, pan (moreno o ácido) y la mantequilla.

La elaboración también varia bastante de una receta a otra. Hay quien desmiga el pan (en las recetas antiguas era la base espesante) y lo pone a remojar en cerveza y agua. A continuación lo bate al calor hasta conseguir una sopa espesa que condimenta con distintas especias. Otros autores mezclan el pan y la cerveza con productos lácteos o utilizan dos tipos de cerveza distintos. Tampoco se ponen de acuerdo en si es conveniente llegar a hervir la cerveza o simplemente añadirla al final, calentarla y servir tal cual. ¡Incluso hay algunos que dicen que se puede tomar fría!
En cualquier caso si puedo confirmar que es un plato sencillo de hacer, de sabor muy peculiar, apto para personas que les guste probar platos del mundo.

Como veis yo he preferido hacer una versión caliente en la que se hirviera la cerveza para permitir la evaporación del alcohol y suavizar así su sabor. Personalmente prefiero la versión caliente servida en cantidades reducidas, dos cucharones por persona como mucho porque llena bastante. Habitualmente va acompañada de unas rebanadas de pan de centeno tostado, untado con una buena capa de mantequilla fresca.

Ingredientes para 6/8 personas 

750 cl. de cerveza negra (también podéis utilizar una más suave)
1 l. de leche entera
4 yemas de huevo
45 g de harina de maíz
Ralladura de 1 limón mediano
El zumo de 1 limón mediano
45 g de mantequilla
Una punta de cucharita de canela
Una punta de cucharita de jengibre en polvo
20 g de azúcar
Sal
Pan moreno


Para confitar el jengibre

80 g de jengibre fresco
200 g de azúcar
1/2 l. de agua mineral



Primero hay que confitar el jengibre. Para ello lo pelaremos y cortaremos en tacos de 1cm. Disolver el agua y el azúcar a fuego medio y echar el jengibre. Bajar el fuego al mínimo. Hervir a fuego muy lento hasta que el agua se reduzca completamente (unos 30 minutos) Hay que colarlo y separar inmediatamente para que no se pegue entre si. Enfriar.


Rallar la piel del limón y hacer un zumo. Reservar.



Separar las yemas de las claras en un vaso. Verter un poco de la leche sobre las yemas y disolver. Reservar. 



Calentar la leche restante a punto de ebullición y disolver en ella los 20 g de azúcar .



A continuación haremos un roux con la harina de maíz y la mantequilla.



Deshacer la mantequilla en una olla a fuego muy lento. Echar la harina de maíz mezclando lentamente con un batidor de varillas. Dejar que se cueza un poco y sin dejar de remover añadir la leche caliente poco a poco y a medida que la mezcla la vaya absorbiendo. 

Sin subir el fuego hacer lo mismo con las yemas reservadas y seguir removiendo hasta que la mezcla espese. A continuación añadir la ralladura de limón y la cerveza.  Remover con el batidor, condimentar con sal y el zumo de limón y dejar que hierva lentamente, hasta que reduzca y tome una textura de crema espesa (unos 20 minutos)


Hay que vigilar que no se pegue al fondo.



Unos 5 minutos antes de terminar la cocción terminar de condimentar la sopa rectificando de sal y añadiendo la canela y el jengibre en polvo.



Se sirve bien caliente acompañada del jengibre confitado y en éste caso, en lugar de las rebanadas de pan tostado, unos picatostes de pan moreno fritos en mantequilla





¡Qué aproveche!


36 comentarios:

  1. ESTO SÍ QUE ES NOVEDAD PARA MÍ, TENDRÉ QUE PROBARLA, ME ENCANTA INNOVAR EN LA COCINA, ASÍ QUE SERÁ TODO UN DESAFÍO, BESITOS

    ResponderEliminar
  2. Me he quedado maravillada con esta receta. Yo nunca cocino con cerveza y debe ser por eso pero el ver la leche con la cerveza juntas en una sopa me resulta sorprendente. No podré probarla pero me quedo con las ganas porque a mi si que me gustan las mezclas nuevas y que se salen de la norma.
    Está muy bien pensado el tema porque nos abre muchos horizontes.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Madre mía que buena!! Una receta I+D, me he quedado con la boca abierta, porque el paso a paso es sensacional. Llamarla sopa me parece casi irreverente, porque creo que habría que inventarle un nombre más acorde con el "pedazo" de plato que es, algo que la distinga del resto de las sopas, cremas y purés... sin duda ésta es "LA SOPA". Enhorabuena Alba, no dejas de sorprenderme. Me la llevo calentita para el ebook.
    Besicos y buen finde

    ResponderEliminar
  4. ¡Jo que maravilla de receta!.
    HIja, por los paises nórdicos será muy normal pero a mi me deja con la boca abierta.
    Es que no me puedo imaginar el sabor pero la veo y se me van los ojicos detrás.
    ¡Ala, nuevos "deberes"!. ¡Acomprar cerveza negra y a probar esta sopica!!!.
    Oye, que están saliendo cosicas muy interesantes este mes!!!.
    Estoy encantadica.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  5. Una receta que se ve deliciosa...pero rara es un rato...la anoto porque habrá que probarla.
    Salu2
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  6. Exquisita aportación de cocina internacional, Alba.
    Muchas gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar
  7. Menudo plato mas rico nos has preparado Alba, en los países nórdicos suelen emplear especias que yo a lo mejor no le pondría, no pienso en ellas para las cremas y sopas sera por la cultura de aquí.besicos

    ResponderEliminar
  8. Jamás se me hubiera ocurrido, pero tiene una pinta deliciosa.
    Besinos

    ResponderEliminar
  9. que sopa mas novedosa y exquisita sin duda

    ResponderEliminar
  10. Una sopa muy original aunque a mi me cuesta acostumbrarme al sabor del jengibre confitado, pero aún así me parece muy rica.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Simplemente espectacular vaya revolución de sabores en el paladar. Saludicos.

    ResponderEliminar
  12. Una sopa bien diferente, tendré que probarla, porque el jengibre confitado me gusta mucho.
    besos

    ResponderEliminar
  13. Que buena pinta tiene esta receta!!,en casa les va a encantar es una verdadera exquisetez. Besos

    ResponderEliminar
  14. Una receta muy ,pero que muy original y seguro que estara buenisima
    besinos

    ResponderEliminar
  15. Alba, ¿qué te puedo decir que no te hayan dicho, ya? La receta me parece, original, debe estar muy rica y ¿por qué no decirlo? tambén me parece muy difícil, jajajaja

    ¡Llegó la vagoneta!! Si lo intento seguro que se me pega el jenjibre.

    ¡Eres una artista!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias por tu invitación al mañoso, Alba! Voy a pensar alguna receta rica y si me da tiempo cuenta conmigo! Me parece una delicia esta sopa. Un besito!

    ResponderEliminar
  17. Alba,esto si que es una sopa bien original,con cervena no he probado nunca y la pinta que tiene es deliciosa.
    La invitacion al recetario se agradece,pero no se, si medara tiempo a preparar algo, esta semana tengo un bautizo y estoy muy liada.
    Como me decias,la coca de masa de cerveza la hago muchas veces y esta riquisima,lo que no la tengo es puesta en el blog,tambien se puede hacer con limonada o leche...pero en casa nos gusta la de cerveza o agua que son las que mas suelo hacer...y si, son butifarras, de morcilla y de carne,estan buenisimas con la coca y desde luego son al horno.
    La cerveza del lote la acompañamos con las setan y fue una cenita de lujo.
    Besets.xiqueta!

    ResponderEliminar
  18. j'y plongerai volontiers ma cuillère!
    bonne soirée

    ResponderEliminar
  19. Hola Alba. Una receta muy original y sorprendente. Un poco laboriosa si que es jj al menos para mí.
    Esta sopa con todo lo que lleva creo que será suficiente para comer y cenar. Me da la impresión que debe llenar un poco pero rica sí que tiene que estar.
    Ya tengo para preparar una receta. La semana que viene la publicaré y te la pasaré para mi aportación a tu deliciosa propuesta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Que sopa mas original yo lo unico que le quitaria seria el jengibre confitado que no me acaba de gustar encambio en polvo si que me gusta asi que anotada queda a ver cuando puedo hacerla pirque seguro que esta de viciio.
    El paso a pado es fantastico igual que la receta ,te ha quedado de lujo.
    Estoy deseando ver el recetario completito seguro que va haber unas recetas fantasticaaas.
    Bicos mil y feliz finde wapaaaa.

    ResponderEliminar
  21. He conocido tu blog a través de Cangrejo grande y me ha encantado. Me quedo como seguidora para ver con que otras recetas me sorprendes y de paso te invito a que conozcas el mío a ver que te parece.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  22. si hay algo que me gusta es una sopa,y si la sopa es diferente ...tengo que probarla,me quedo de seguidora tuya, y voy a seguir mirando tus estupendas recetas
    besitos

    ResponderEliminar
  23. Esta sopa está para mojar pan, te felicito, y ahora que llega el frío me la apunto en la libreta de pendientes. Besicos

    ResponderEliminar
  24. ¡Me has engañado! He visto como última entrada tuya una titulada "en blanco" y pensé que habías hecho merengue, jajajajajaja

    Te quedó genial el recopilatorio de recetas de cerveza. Ya veo que lo has pasado bien. Yo, también lo pasé genial cuando trabajé con ellos y "la alcachofa".

    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, estaba haciendo pruebas, ainsss!

      Si lo he pasado bien Finuca, me gusta colaborar y hacer cosas nuevas pero además he aprendido algo más sobre blogger. Hay que ver la de posibilidades que tiene el programita...
      Tengo el blog tan abandonado Finuca que le salen hasta telarañas y todo; en cuanto tenga un ratito (la semana que viene) pasaré a visitar a toda/os los que me habéis comentado y a los nuevos seguidores.

      Besitos reina mia, seguimos...

      Eliminar
    2. Tú, tranquila, Alba. Lo principal es que no nos abandones. Ya ves que yo he quitado los comentarios del blog pero sigo dando la chapa por todos los rincones. Ahora puedo volver y todo ;)

      Besos y nos seguimos viendo (a nuestra manera), jajajaja

      Eliminar
  25. Alba!!!! me has dejado "bocabadada"con esta receta. No tenía ni idea de que existía la sopa de cerveza.
    Ayer vi una entrada tuya que ponia "en blanco". Ya me habías dejado preocupada!!. Que te pasó?? algún susto con el blog??
    Besitos y nos vemos prontito, no??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unas pruebas que estaba haciendo con unas fotos, como para hacer algo en secreto, le das al botón que no es y se entera toda la red jajaja.

      Eliminar
  26. Alba! guapetona! me parece que tiene que estar riquísima. Dime una cosa: que ocurre si la haces con cerveza sin alcohol? Quedara aguachirri. Reconozco que la cerveza con alcohol tiene un algo especial, como más cuerpo, más potente y es lógico, pero ahora que me ha dado por comer todo limpio limpisimo, que ocurriría si la hago con cerveza sin alcohol? Espero tus sabios consejos.

    Besotes y perdona que no haya pasado durante días por aquí, pero ya sabes lo ocurrido. :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin alcohol se puede hacer claro que si...

      No queda "aguachirri" pero no se si has notado que el sabor no es igual.

      Te lo explico en tu blog.

      Eliminar
  27. Nunca he hecho sopa de cerveza pero ya que no soy abstemio y tengo barriguita cervecera me parece que me voy a lanzar al ruedo y voy a seguir tu estupenda receta. Seguro que estará rica.
    Me cuentas en tu comentario que me has visto en otros blogs de economía y política ¿¿¿???... Te agradecería un "puñao" que me dijeses que blogs son esos, porque no recuerdo haber publicado nada fuera del mio. Más que un "puñao" te lo agradecería media docena de "puñaos" ¡¡¡ANDAAAA,,,!!! mándame las direcciones a pmontorob@hotmail.com
    Muchas gracias y...¡MUAC!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsss que despistado eres Pedro, voy "pa lla" a decirtelo...

      Eliminar
  28. Madre mía ¿hay algo que tu no puedas hacer?
    Me encanta el blog y todas las recetas son deliciosas. Algún día probaré esta sopa, solo que por desgracia no soy tan mañosa como tú...

    ¿Tienes alguna para hacer platos variados con Seckel? No se si la conoces, es una fruta, como una pera pero muy pequeña y dulce. Me gustaría hacer crema con parnesano con ella, pero no tengo ninguna receta. Mis abuelos las cultivan en su huerto...

    Espero el nuevo post con ánsias.

    Susana,
    lunykornio.blogspot.com

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.