sábado, 12 de enero de 2013

Garbanzos, como cocerlos

    

Primera norma para cocinar garbanzos: que la legumbre sea del año y de una variedad fina y de piel suave. 

Si queréis saber todo sobre las legumbres visitad el blog de Ruqui "Cocina sana y fácil" la semana pasada hizo un post completísimo sobre sus propiedades y características que sin duda alguna os sorprenderá. Nunca está de más conocer los productos que nos disponemos a cocinar.

Aun recuerdo la vez que tardé 3 horas de reloj para cocer unos garbanzos (previo remojo). Cuando era una total inexperta en la cocina solo me fijaba en que las legumbres fueran de buen tamaño. A saber la de años que tendrían los pobres, por la dureza que presentaban yo diría qué más que Matusalen... Cuando terminaron de cocerse, y no creáis que quedaron demasiado blandos, ya no tenía ni ganas de comérmelos.
Para que no os pase lo mismo, lo mejor es adquirirlos en algún
establecimiento de confianza. 

Antes de cocinar los laváis debajo del grifo del agua. Los introducís en un recipiente, donde quepan holgadamente, cubiertos de agua mineral fría durante un mínimo de 12 horas. Ponéis una olla con agua mineral a calentar, con una hoja de laurel y media cabeza de ajos. Cuando veáis que el agua coge temperatura echad los garbanzos escurridos del agua de remojo. 

El garbanzo es la única legumbre que se pone a cocer en agua caliente, todas las demás van en agua fría. 

Si durante el proceso de cocción hubiera que añadir más líquido, éste siempre tiene que estar muy caliente.

Se sazonan con sal al final de la cocción.

Están muy ricos en puré.



Aplastar los garbanzos toscamente con un tenedor. Sazonad con sal y condimentad con nuez moscada rallada.

Servir bien caliente.

Otro plato muy rico es la tortilla de col y judías blancas, os dejo el enlace por si os animáis a hacerla.



27 comentarios:

  1. Una buena receta, para aprovechar los garbanzos y para cocinar los garbanzos. Muy completa.

    Un Abrazo, Agustí Cangrejo Grande

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta deliciosa.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  3. Una receta muy interesante, tengo que hacerla, gracias por compartir.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Un aprovechamiento delicioso y no digamos de la tortilla ummmmmm

    ResponderEliminar
  5. Me encantan tus tortillas.Nunca he comido las legumbres en tortilla así que pienso probarlas las dos. Me he reído a gusto con tu historia de los garbanzos. No me extraña que insistas tanto en que sean del año, jaja. Si nos pusiéramos a contar todas los "desaguisados" que nos han ocurrido en la cocina, saldría un libro divertidísimo.
    Muchas gracias por valorar mi post. Me alegro mucho de que lo encontraras interesante.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  6. Ya que aquí está malísimo y no se puede salir ni a la puerta de la calle, acabo de darme un paseo por tu maravilloso jardín. Los árboles derrochan alegría y buena salud y todos los rincones son encantadores. Eres una gran afortunada disponiendo de algo tan bonito. Te felicito porque se ve el buen gusto de quien lo diseña y lo cuida.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola Alba, esta receta que nos traes me recuerda a lo que hacemos por aquí con las sobras del cocido: Preparamos un sofrito con cebolla y pimiento (muy picados; con las carnes: morcillo, pollo, falda, chorizo, tocino..., (cada cual lo que haya echado en la olla) hacemos igual. Lo ponemos todo en la sartén una vez listo el sofrito, junto con los garbanzos y lo machacamos todo, envolviéndolo con tomate, puede ser natural o frito, hasta conseguir una especie de puré. Si nos ha sobrado caldo, podemos hacer una sopa de primero, y de segundo la "ropa vieja" con las sobras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Que buenos los garbanzos fritos. se ve muy rica esta receta. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Cuando he visto la foto pensaba que era una tortilla. Me gusta más tu versión porque no lleva hígado. Es una forma diferente de aprovechar los garbanzos del cocido, por lo que veo han de estar muy ricos y bien acompañados.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  10. Yo hago como tu, siempre le añado mi toque a todo. Veo la foto y capto la idea... luego a improvisar! jejeje. Hoy he comido garbanzos marineros (con gambas y calamares) y han sobrado. Así que me llevo tu idea porque me gusta esa tortilla mucho mucho.
    Un beso y gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  11. Hola:
    Ya estamos de vuelta, han pasado las fiestas y volvemos a la normalidad.
    Impresionante la receta, tiene que ser una delicia, gracias por ser tan original.
    Besicos,

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Vaya recetika!!!realmente es que me gusta todo: esa tortilla de garbanzos, esos pimientikos y la butifarra! ayyy la butifarra.
    Espero que este año haya comenzado bien, ya sabes con salud, con trabajo y con mucho, mucho amor. Que no le falte "de na" a mi Super.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  14. Y yo me pregunto ¿Habrá alguna cocinera, que le sea absolutamente fiel a una receta?. En mi caso, aunque lo intento, lo dejo ya por imposible :-)
    Una receta de aprovechamiento, que apetece preparar un buen cocido, sólamente para tener la disculpa de preparar esta tortilla. El toque de la butifarra y los pimientos, tiene que ser fantástico. Se me está haciendo la boca agua.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  15. De reciclaje es lo que tenemos que hacer, no se puede tirar nada de una forma o de otra hay que darle salida. Gracias por tu propuesta.Besos

    ResponderEliminar
  16. Que delicia......adoro los garbanzos y voy a adaptar tu receta....me gusto ese sofrito con garbanzos molidos.....que plato mas rico!.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  17. Que pintaza! me encanta esta receta de tortilla de garbazos...tiene que estar deliciosa!. Toma nota de tus interesantes consejos y me voy a ver la tortilla de col. Besos

    ResponderEliminar
  18. Cuando me sobran garbanzos los disfruto preparándolos al ajillo, como si fuesen gambas (a veces, les pongo alguna). Así que tu receta de hoy, en forma de tortilla me ha encantado. Nunca los preparé así, pero lo haré. Y, ¡Menudo acompañamiento!. Una maravilla.

    Yo, mejor no cuento los desastres que se "producen" en mi cocina, hasta hoy, en la actualidad, jajajaa

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. La cocina tiene de bueno eso, adaptar las recetas a nuestros gustos o ingredientes , crear y renovar. Tu cumples siempre estos requisitos haciendo platos sorprendentes que cada vez que te visito me dejan con la boca abierta.
    Un reciclaje mas que perfecto Alba !!!
    Besinos.

    ResponderEliminar
  20. Mira tu que buena idea de aprovechamiento. Es una receta diez total... vamos, para que deje de ser de aprovechamiento! jajaja
    besotes

    ResponderEliminar
  21. Una receta de aprovechamiento muy buena. Queda muy bien y seguro que está muy rica. El otro día Pinky, la cocina de Pinky, preparó un plato con garbanzos fritos también muy rico. Así que voy anotando todas las recetas y tomando buena nota. Gracias. Besinos Alba.

    ResponderEliminar
  22. Una receta super original y que tiene que estar buenisima ,en la cocina se aprovecha todo verdad?
    besinos

    ResponderEliminar
  23. Hola preciosa,menuda forma más rica de aprovechar los restos!!!lo de la cocción de tus primeros garbanzos me suena bastante.......jjjjjjjjaaaa, ya que te veo muy enterada de los garbanzos sabes algún truco real para que no se pelen durante la cocción?,me ha encantao la receta,besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Te explico las normas básicas de nuevo:
      - Es preferible cocinar legumbres del año.
      - Los garbanzos se deben poner a remojo en agua mineral 12 horas antes de cocinarlos. Hay técnicas para acortar el tiempo de remojo, pero no las he probado.
      - Para cocerlos, se introducen en una olla con agua caliente, sin sal. Todas las legumbres se sazonan al final de la cocción para que no se endurezcan. Es la única legumbre que se pone a cocer en agua caliente, todas las demás van en agua fría.
      - Debe hervir con el fuego mínimo y muy acompasado, sin altibajos, para que no se nos despellejen ni se endurezcan.
      - En el caso de que haya que añadirles agua durante el proceso de cocción, ésta debe estar muy caliente o hirviendo.

      Eliminar
  24. Muy rica tu receta, que me llevo, me encanta imnovar
    y la tuya me gusta, bssssss.sefa

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y observaciones. Todos y cada uno de ellos son bien recibidos, y tenidos en cuenta. Gracias también por tener la generosidad de transmitir a través de vuestros blogs todos esos conocimientos que me han sido tan útiles para mejorar, y seguir aprendiendo.
También mi más sincero agradecimiento a todos esos anónimos aficionados a la cocina que dedican parte de su tiempo a ver mis recetas. Espero que la visita les pueda ser de utilidad.
Un beso, y un abrazo grande a todos.